Jul 18, 2020

Una mujer incansable en el Norte del Santander

En la Campaña Colombiana Contra Minas llevamos 20 años trabajando la Acción Contra Minas y tenemos la dicha de decir que en nuestro recorrido han pertenecido a nuestro equipo personas invaluables.

Hoy queremos hablarles de Alba Luz Trigos Gómez, quien hace un año es parte de nuestro equipo. Por su notable trabajo sabemos que es una mujer decidida. Lleva más de 25 años siendo defensora de derechos humanos. Su cargo se desempeña en el Norte de Santander y consiste en dedicar su vida a la ayuda de los y las sobrevivientes de minas antipersonal.

Como resultado del conflicto armado en el Catatumbo, en el 2001, muchas familias resultaron desplazadas. Allí empezó su labor, generó una estrategia con otros voluntarios con la cual lograron proporcionar alimentación a las personas afectadas.

“Escucho muchas experiencias, y conozco lo que sufrieron las personas y sus familias” Alba Luz también recuerda el incansable espíritu de las víctimas del conflicto armado en el Catatumbo, cuya fe y esperanza para una vida nueva permaneció a pesar de las dificultades.

“Me vinculé con la Campaña Colombiana Contra Minas porque me pareció muy interesante lo que hacen y quise apoyar a las víctimas” dice Alba Luz. Quién desde Julio del año pasado trabaja con nosotros.

El COVID-19 no ha impedido que hagamos el debido acompañamiento con todas las medidas de bioseguridad a los y las sobrevivientes y sus familias.

Hoy en día, se siente orgullosa de pertenecer al equipo de la CCCM. ‘Me genera mucha satisfacción’ dice de su trabajo. Con la Campaña, puede apoyar a las personas afectadas por las Minas Antipersonal, los y las sobrevivientes y sus familias. ‘Me encanta poder ayudar a las personas y ser un pilar para cuando se presentan nuevos casos, además de generar acciones colaborativas con otras organizaciones como El Comité Internacional de la Cruz Roja”

Nos cuenta que le encanta trabajar en su departamento, en el que como parte de la Campaña, estimula a la población para tener comportamientos seguros, además de generar estrategias territoriales para seguir proporcionando ayuda urgente a víctimas en la región de Norte Santander.

Como integrante de la CCCM, Alba Luz alaba el entorno respetuoso presente en todo el departamento. “He conocido gente maravillosa. La institucionalidad reconoce que somos expertos en lo que hacemos, que tenemos coherencia con lo que realizamos, y que somos respetuosos, ecuánimes y coherentes con nuestro trabajo.”

El trabajo desinteresado de Alba Luz se vuelve aún más inspirador cuando habla de la trágica muerte de su hijo de 29 años. Esta tragedia hace 4 años habría detenido a la mayoría de los individuos de seguir adelante. Sin embargo, esta mujer increíble sigue poniendo a los demás antes que a ella misma, para ayudar a las y los afectados por minas antipersonal posibilidades de abrirse nuevos caminos.

Seguimos desde la Campaña comprometidos por un país mejor para quienes han sufrido por este flagelo, una Colombia en la que nunca más haya una Mina Antipersonal y que las comunidades caminen y hagan uso de sus territorios sin miedo.

Reiteramos nuestro rechazo al uso de estos Artefactos Explosivos. Vamos por una Colombia sin minas.