Dic 13, 2019

CaMINA A LA PREMIACIÓN

Colombia es uno de los países con más víctimas de minas antipersonal (MAP) y municiones sin explosionar (MSE) en el mundo, con un total de 11.508 víctimas, de las cuales 4.479 (38.9%) son civiles. El Estado colombiano ha realizado notables esfuerzos por atender y acompañar a estas víctimas. Sin embargo, persisten retos en su atención médica y psicosocial, así como en sus procesos de reintegración social. Estas dificultades son aún más evidentes en contextos rurales, donde resulta más complejo reconocer y visibilizar los esfuerzos de organizaciones locales que trabajan para mejorar las condiciones de vida de los sobrevivientes de minas antipersonal.

El Premio CaMINA es un reconocimiento al trabajo de organizaciones locales que llevan a cabo actividades y proyectos enfocados en el empoderamiento, promoción y protección de los derechos de las víctimas de minas antipersonal en Colombia. Se entregará un solo premio anual a una iniciativa seleccionada por un Comité, con base en una serie de criterios previamente identificados.

El Jueves 5 de Diciembre se celebró la entrega de este importante que tiuvo como finalistas a las organizaciones; Fundación Mambrú Internacional del Cauca, Asociación de sobrevivientes de Minas Antipersonal, Munición Sin Explosionar y Trampas Explosivas del Caquetá “UNIDOS POR LA VIDA” y la Asociación de sobrevivientes de MAP MSE y TE de la región Abades  (ASOV-ABADES) de Nariño. 

En la apertura el director de la Campaña Colombiana Contra Minas, Álvaro Jiménez Millán dijo; “Visibilizar a las víctimas y que suene su propia voz para que se convierta en proyectos positivos es el objetivo de este premio”. Sergio Guarín aseveró; “Las Minas Antipersonal no solo tienen afectaciones físicas sino en la sicología de la sociedad” y Martha Hurtado, Comisionada adjunta de la Acción Contra Minas dio cuenta de las razones para fortalecer a las asociaciones de víctimas y sus miembros.

Luego escuchamos las palabras de las asociaciones finalistas durante un panel; “Estar aquí hoy, hace que las víctimas crean que los esfuerzos que han hecho han valido la pena”, comparte Clara Yaneth Ramírez, de Unidos por la Vida, Caquetá. Juan Manuel Tobar – Fundación Mambrú Internacional – Dpto. Del Cauca; “Queremos recuperar no solo el tejido social sino la confianza de la comunidad con su territorio”. Cristhian Melo (ASOV-ABADES) Departamento de Nariño, aseguró; “De cada 10 accidentes con Minas Antipersonal 8 son por comportamientos inseguros (…) llegamos a lugares de difícil acceso a trabajar la prevención”. Intervino también la ganadora del Premio CaMina el año pasado Mileyni Ramírez- ASOVIVIR, Norte de Santander, quien empoderada por el trabajo que ha realizado durante estos años cuenta; “El Premio CaMina a nosotros nos abrió muchas puertas. Nos permitió demostrarle a la sociedad que somos seres con conocimiento, capaces y resilientes”.

Para cerrar el evento se dio lugar a la premiación en donde escuchamos las palabras del embajador de Canadá, Marcel Lebleu y la embajadora del Reino de Bélgica, Ana Zikmundova; “Se deben tener en cuenta las barreras para acceder a la ruta de atención de las víctimas para superarlas”

Finalizando se hizo entrega de los trofeos; el primer lugar fue para Christian Melo, ASOV- ABADES. El segundo puesto fue para Juan Manuel Tobar, Mambrú internacional y el tercero para Clara Ramirez Bonilla de Unidos por la Vida.

Desde la Campaña Colombiana contra Minas, el gobierno de Canadá, el gobierno de Bélgica, Reconciliación Colombia y Gran Tierra, sentimos gran satisfacción por este nuevo paso que dan estas organizaciones para que su voz se eleve con sus proyectos. Así mismo somos conscientes de los retos que hemos encontrado y que día a día se plantean en este esfuerzo y con disposición seguimos en el interés, cada uno desde su orilla, a tender la mano, apoyar y seguir trabajando porque esto sea solo un paso en la construcción de la asistencia digna y cada vez mejor a los/las sobrevivientes.