Jun 25, 2020

“La lucha de una comunidad para protegerse de las minas terrestres en la Amazonía colombiana”

“Cuando una anda por el territorio Siona siente, como dicen los abuelos, que todo es vida: un árbol, una hoja, una planta, hasta la más pequeñita. La vida de nosotros, como indígenas Siona, está en el territorio; pero, por la siembra de minas, se va perdiendo eso” empieza diciendo Adiela Jinet Mera Paz, lideresa de la comunidad Siona en el Putumayo, quien trabajó con la CCCM en el Equipo de Estudio No Técnico hasta el año pasado.

Es el aporte de las comunidades para recuperar y transformar su entorno afectado por  el flagelo de la guerra y en este caso el importante apoyo del Departamento de estado de los Estados Unidos de América, del del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino de Noruega, del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz y de Gran Tierra Energy lo que permite la labor de la Campaña. Un campo minado es una tierra muerta para el ser humano; cuando estos artefactos explosivos se destruyen, esa tierra vuelve a la vida, se recupera para el disfrute, para el tránsito o para el cultivo.

Actualmente, por la pandemia del COVID19 y por la orden del Ministerio del Interior, de no contacto con las comunidades indígenas, paramos las operaciones de desminado en el territorio de la comunidad Siona. Sin embargo, nuestros equipos están listos para reiniciar la labor cuando se nos permita, como lo venimos haciendo en otros municipios, tomando todas las medidas que impidan los riesgos de contagio.

Nosotros seguimos comprometidos con un país libre de minas antipersonal e insistimos en nuestro llamado a los grupos armados no estatales a que dejen de instalar estos artefactos que afectan de manera indiscriminada a la población civil esparciendo dolor en los territorios.

Les invitamos a ver este video; https://www.newyorker.com/news/video-dept/a-communitys-struggle-to-protect-itself-from-land-mines-in-the-colombian-amazon?fbclid=IwAR1fd01NSinGXh6S7YqxUWugFa3S0vOrhp4je_iSeA4ac3iex_3tTXhrkL8

Resaltamos la labor del New Yorker y su esfuerzo por visibilizar esta realidad, la labor de nuestros equipos siempre comprometidos con un país sin miedo de caminar y del Departamento de estado de los Estados Unidos de América https://twitter.com/StateDeptPM , del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino de Noruega Noruega https://twitter.com/NorwayMFA, del Fondo Multidonante de Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz https://twitter.com/FondoONUCol y de Gran Tierra Energy por hacer posible nuestro trabajo en el Putumayo.