Nov 26, 2020

“Cuéntame tu verdad”: el trabajo inspirador de Carolina Olmos Chacón y las ‘Máscaras de la Verdad’

Por: Daniel Craven 

Cuando se trata del proceso de sanación de las innumerables víctimas del conflicto armado, se tiende a poner máximo interés en el daño físico que se ha hecho – las heridas infligidas y las cicatrices que dejan atrás. Sin embargo, también vital para este proceso es una sanación emocional, del tipo que no se puede curar con vendas.

El trabajo inspirador de Carolina Olmos Chacón sigue apoyando a las víctimas del conflicto armado a través de la expresión artística. Como defensora de derechos humanos, y perteneciendo a varias organizaciones involucradas con la protección de mujeres y víctimas de violencia (como la Mesa Nacional de las Víctimas del Conflicto Armado), Carolina no es ajena a la lucha contra la injusticia. Su trabajo tiene su sede en el Departamento de Casanare, Municipio de Yopal, pero se está implementando por todo el país y en diferentes departamentos, como resultado de su importancia para aquellos que ha ayudado y un deseo que otra gente se beneficien también.

La iniciativa de la que ella es parte – las ‘Máscaras de la Verdad’ – embarca una estrategia con la intención de crear una mayor conciencia de las experiencias – las verdades – de los sobrevivientes de este conflicto. No sólo es un proceso de formación, sino también un medio por el cual las personas afectadas por la violencia pueden experimentar una transformación espiritual, además de la sanación emocional ya mencionada. Como una “construcción de la memoria histórica,” las ‘Máscaras de la Verdad’ promueven los hechos dentro de la violencia tanto para reflexión en el presente como para la educación de las futuras generaciones. Por medio de producir una variedad de piezas obras de arte con la iniciativa, los sobrevivientes tienen la oportunidad de crear más que sólo máscaras; crean parte de un camino a la sanación.

“Es un ejercicio muy bonito, muy inspirador, y es muy importante dentro de este proceso que nosotros tenemos como víctimas del conflicto armado,” dice Carolina del trabajo de la campaña. “Actualmente, estamos en unos procesos de construcción de paz en los territorios […] y a través de estas muestras artísticas o culturales, se hace un proceso de reconciliación, se hace un proceso de sanación espiritual y emocional.”

El apoyo proporcionado por las ‘Máscaras de la Verdad’ cubre una amplia gama de víctimas con una plétora de experiencias – la violencia sexual, desaparición forzada, desplazamiento forzado y la amenaza de la tortura son algunas de las verdades que se han enfrentado muchas de las personas afectadas. “El arte es como vehículo para lograr y expresar el dolor que hemos tenido en el conflicto y para contarle a las personas lo que sucedieron en la vida. Es la construcción del derecho a la verdad que nosotros tenemos en el marco del conflicto armado.”

A través de dar una libertad de expresión artística a los que han sufrido como resultado del conflicto armado, la iniciativa ‘Máscaras de la Verdad’ permite que las comunidades narren sus propias verdades. Pero con el trabajo inspirador de Carolina y la iniciativa, nos damos cuenta de que la verdad de este conflicto no es un proceso completamente objetivo que todos conocemos, sino una colección de experiencias individuales que varía de una persona a otra.