Ene 27, 2021

El arte es memoria

Por: Claudia Bravo Ordónez

Como parte de la acción integral y comunitaria que desarrolla la CCCM en el Desminado Humanitario, hemos finalizado con esta expresión artística reflejada en el Mural de Balboa, una obra que fue creada por Juan Camilo Papajoy, un muralista oriundo de la vereda La Joaquina del municipio de Balboa – Cauca. El mural se encuentra ubicado en el Coliseo “La Bombonera” del Caso Urbano; su diseño nace de la riqueza cultural, geográfica e histórica que poseen los y las Balboenses, es por ello que mediante una lluvia de ideas se rescató la idiosincrasia de este municipio, siendo el agua la representación de fuente de vida, revestida por sus bellos paisajes como el eje central. Riquezas naturales que deben ser preservadas por las generaciones presentes y futuras. Por lo tanto, en la representación gráfica se plasman: el Cerro Pelao, ubicado en los corregimientos de Pureto y Bermeja, la laguna California que adorna a la vereda San Antonio y la chorrera que baña al corregimiento de San Alfonso.

Entre las generaciones futuras se encuentran niños y niñas que hacen parte del programa CRECER que desarrolla la Administración local de Balboa, con ello se busca que la población infantil promueva el goce efectivo de sus derechos y el interés hacia el cuidado del medio ambiente para tener espacios de recreación – aprendizaje.

El municipio de Balboa, como muchos territorios colombianos, ha estado marcado por el conflicto armado, dejando episodios amargos, que la comunidad  prefiere dejar atrás. Uno de esos hechos es la contaminación por Artefactos Explosivos en sus tierras, provocando la limitación para el libre disfrute de estos bellos territorios.

Mediante el Desminado Humanitario, la Campaña Colombiana Contra Minas en el municipio de Balboa ha destruido 14 Artefactos Explosivos, ha entregado a la comunidad 70 sectores libres de sospecha de Contaminación por Minas Antipersonal y otros Artefactos Explosivos y ha despejado 6 áreas con contaminación, y se encuentra interviniendo la última área contaminada a la fecha.

Las personas de la comunidad ven un nuevo escenario, en el cual mujeres Balboenses, también han asumido con valentía este rol operativo, el cual se materializa en este hermoso mural, visibilizando la participación activa de mujeres en condiciones equitativas que permiten que estas tierras liberadas  vuelvan a germinar y el anhelo de la tranquilidad de recorrer las tierras, cultivarlas y hacerlas escenarios de construcción de paz para aquellas nuevas generaciones sea una realidad.

Todo esto ha sido posible por el valioso apoyo de la Embajada Alemana, a quienes la CCCM y toda la comunidad Balboense les envía un fraternal saludo y agradecimiento.