Oct 16, 2020

Un nuevo aire para Hernando

La vida de un sobreviviente de 57 años, Hernando Montañez del municipio de Fortul, Arauca, cambió para siempre cuando fue herido por un artefacto explosivo en la vereda alto Cauca, en el 2004.

Hernando vive con su esposa y sus dos hijitas menores de edad. Ellos viven del plátano, la yuca y la venta de leche. Sin embargo, habiendo perdido sus dos miembros inferiores y su ojo derecho, mientras arreglaba su platanera, la movilidad se convirtió en un gran reto. El camino de su vereda por la lluvia está afectado a menudo en la medida en la que no puede entrar ningún carro, lo cual hace el desplazamiento un desafío todavía mayor.  Además de esto, la dificultad de mantener sus prótesis presenta su propio conjunto de problemas – principalmente debido a que se encuentran en mal estado y el proceso de obtener reemplazos es muy largo y difícil.

Gracias a la ayuda de la Campaña Colombiana Contra Minas con el apoyo de Unicef, hoy la movilidad de Hernando es distinta. Se le proporcionó una nueva silla de ruedas todo terreno con que los numerosos viajes que este sobreviviente tiene que hacer cada día sean un poco más cómodos y manejables. Ahora Hernando se mueve por sus cultivos y su casa más libre.

Reiteramos nuestro llamado a que los grupos armados no estatales cesen la instalación de estos artefactos explosivos y vean que hacen daños irreparables en la población civil.