El Artículo 6 del Tratado de Prohibición de Minas, que trata sobre la cooperación y asistencia internacional, reconoce el derecho de cada Estado Parte a buscar y recibir asistencia de otros Estados Parte para cumplir con sus obligaciones en el marco del tratado. No obstante la pandemia del COVID-19 supuso serios retos para la consecución de estos objetivos en la medida en la que hizo nuestro trabajo más difícil, no nos permitió encontrarnos con las comunidades y tuvimos que suspender nuestras operaciones y esto se replicó a nivel mundial.

Otro de los retos fue la financiación, la Acción Contra Minas, al igual que muchos sectores humanitarios, se financia principalmente de asistencia de otros Estados, pero durante la pandemia muchos países tuvieron que decidir si usaban sus fondos para asistencia en salud o asistencia humanitaria. Afortunadamente, de acuerdo a la información rescatada por el Landmine Monitor 2021, instrumento que hace un reporte de los principales aspectos de la Acción Contra Minas a nivel global de manera anual, no hubo una disminución importante en las contribuciones humanitarias para la Acción Contra Minas pues “la financiación de los donantes internacionales estuvo en consonancia con las tendencias observadas en años anteriores, y los principales donantes y receptores permanecieron prácticamente iguales” teniendo un nivel de apoyo internacional de $565,2 millones en 2020, es decir $3,9 millones de dólares más que el 2019 pese a los enormes retos mundiales que supuso el COVD-19. 

Colombia fue uno de los cinco principales estados receptores de cooperación internacional acompañado de Irak, La República Democrática Popular Lao, Afganistán y Croacia. En nuestro país, la contribución de la cooperación internacional corresponde al 60.24% del total de recursos para la ejecución y sostenibilidad de las actividades de Acción Contra Minas Antipersonal de acuerdo al Plan Estratégico 2020 – 2025 “hacia una Colombia libre de sospecha de minas antipersonal para todos los colombianos”. Esto hace visible el importante papel que cumple la cooperación internacional en la consecución y sostenibilidad de los logros nacionales  en el marco de los pilares de la Acción Contra Minas Antipersonal. 

¿Qué suponen las donaciones en los proyectos de la CCCM?

La CCCM es una iniciativa voluntaria e independiente que trabaja por el desarrollo integral de las comunidades a partir de la promoción del desarme humanitario y la Seguridad Humana nuestro funcionamiento y sostenimiento resulta en un 100% de financiamiento proveniente de convenios bilaterales y voluntarios con países como la República Federal de Alemania, el Reino De Noruega, Estados Unidos de América, Suiza y empresas privadas como Gran Tierra Energy Ltda. 

En nuestra historia como organización hemos contado con el valioso apoyo de donantes como Canadá, algunas organizaciones dependientes de la ONU como UNICEF y PNUD y también algunas ONGs internacionales entre las que están Moviment per la Pau de España y Adopt a Minefield del Reino Unido, entre otras, con quienes estamos continuamente agradecidos. 

Las donaciones nos han permitido implementar innovadores proyectos y fortalecer nuestros procesos organizativos y de gestión y actualmente para las actividades de Desminado Humanitario, Educación en el Riesgo de Minas y Asistencia Integral a Víctimas contamos con el generoso apoyo del Departamento de Estado de los Estados Unidos, GFFO – German Federal Foreign Office, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega, el programa Mines Action Canada, la iniciativa Stop Killer Robots y la Embajada de Suiza en Colombia – Ayuda Humanitaria COSUDE quienes aportan de manera destacable a la sostenibilidad de las actividades de nuestra organización.

Gracias a estos apoyos tenemos la posibilidad de sostener proyectos ya implementados, desarrollar nuevas iniciativas y dar respuesta a necesidades específicas en el marco de los pilares de la Acción contra Minas en los municipios asignados. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.