Con la creciente deshumanización digital, la coalición Stop Killer Robots trabaja para garantizar el control humano en el uso de la fuerza. Desde la Campaña Colombiana Contra Minas nos unimos a la iniciativa Detengan los Robots asesinos y pedimos un nuevo derecho internacional sobre la autonomía en los sistemas de armas.

Este documental es una iniciativa de la coalición Stop Killer Robots, te invitamos a verlo, compartirlo en tus redes sociales, escuela y oficina. 

Los Sistemas de Armas Autónomos Letales (SAAL) y/o Robots Asesinos, son máquinas catalogadas como aquellas que podrían seleccionar y atacar objetivos sin un control humano significativo. Actualmente en pleno desarrollo, los robots asesinos plantean una serie de problemas morales, de responsabilidad legal, tecnológicos y de seguridad.

En 2014, los Estados Partes de la Convención sobre Ciertas Armas Convencionales (CCAC), la Campaña para Detener los Robots Asesinos (Campaign to Stop Killer Robots) y otras organizaciones internacionales, iniciaron el proceso de discusiones sobre los SAAL con el fin de regular o prohibir el desarrollo, producción uso y despliegue de estas armas.

La gran mayoría de los países de la CCAC han expresado su apoyo al mantenimiento del control humano sobre el uso de la fuerza y/o a la prohibición de los SAAL a través de un instrumento jurídicamente vinculante.