Feb 20, 2014

Armas totalmente autónomas. Los Robots Asesinos

Captura de pantalla 2016-04-20 a la(s) 12.41.26 p.m.
[Armas totalmente autónomas. Los Robots Asesinos – SEHLAC]

Con el rápido desarrollo y proliferación de armas robóticas, las máquinas están comenzando a tomar el lugar de los humanos en el campo de batalla. Expertos en robótica y armas han pronosticado que las Armas Totalmente Autónomas o Robots Autónomos Letales o Robots Asesinos, que podrían seleccionar y atacar objetivos sin ninguna intervención humana, serían desarrollados en 20 o 30 años1.

Los rápidos avances tecnológicos están dando como resultado esfuerzos para desarrollar Armas Totalmente Autónomas. Estas podrían seleccionar y abrir fuego a blancos por su propia cuenta, sin ninguna intervención humana. Esta capacidad supondría un reto a la protección de civiles y del cumplimiento de las normas del Derecho Internacional Humanitario (DIH) y de los Derechos Humanos (DD.HH). El interés que ha despertado este tipo de tecnología, además, ha atraído el financiamiento de investigaciones que ven en estas armas, un elemento importante en la guerra del futuro.

Permitir que las máquinas tomen decisiones de vida o muerte cruza una línea moral fundamental, ya que estas carecen de juicio humano y capacidad de comprender un determinado contexto. Estas cualidades son necesarias para tomar decisiones éticas en un campo de batalla dinámico, distinguir entre soldados y civiles, y evaluar la proporcionalidad de un ataque. Estas armas no cumplirían los requisitos mínimos de las leyes de la guerra.

El sustituir tropas humanas por máquinas provocaría que la decisión de ir a la guerra sea más fácil de tomar. El uso de estas armas crearía un vacío de responsabilidad, ya que no habría claridad sobre quién sería legalmente responsable por las acciones de un robot.

Actualmente, oficiales militares han manifestado que ante un futuro desarrollo y uso de estas armas, los humanos guardarían algún nivel de supervisión sobre las decisiones al momento de impartir fuerza letal. Sin embargo, esas afirmaciones dejan abierta la posibilidad de que las máquinas podrían algún día tener la habilidad de tomar decisiones autónomamente.

Especialistas han debatido los beneficios y peligros que traerían estas armas: personal militar, científicos, éticos, filósofos y abogados, han contribuido en la discusión. Ellos han evaluado su desarrollo y uso futuro desde varias perspectivas: utilidad militar, costos, políticas y el componente ético al otorgarle a las máquinas la decisión de matar. Esto ha desatado dilemas morales, éticos y legales.

La Red de Seguridad Humana en Latinoamérica y El Caribe -SEHLAC y sus miembros, aliados de la Campaña contra los Robots Asesinos; creen que el desarrollo y uso de estas armas no sería coherente con el DIH e incrementaría el número de conflictos, de muertos y heridos, tanto militares como civiles.

Por ende, urge a la preventiva y extensiva prohibición del desarrollo, producción y uso de estas armas, por parte de la comunidad internacional y de países que desarrollan tecnología autónoma. La Red SEHLAC cree que esto deberá lograrse a través de una nueva ley internacional (un tratado), a través de leyes nacionales y otras medidas.

Share on FacebookTweet about this on Twitter