Sep 3, 2015

[MONITOR 2015]: Más Estados se acogen a la prohibición de las municiones en racimo ante nuevos ataques con este arma indiscriminada

Cluster Munitions Report 2015 FINAL

 

(Ginebra, 3 de septiembre de 2015) – Los Estados fortalecen su apoyo a la Convención de 2008 para la prohibición de las municiones en racimo alzando su voz contra el uso de este arma indiscriminada en cinco países, mientras que el número de Estados parte de este acuerdo internacional se acrecienta.

Esta es una de las principales conclusiones del Monitor de Municiones en Racimo 2015, que este 3 de septiembre fue presentado en Ginebra (Suiza) por la Coalición contra las Municiones en Racimo (CMC, por su sigla en inglés).

“Más países se están acogiendo a la prohibición de las municiones en racimo al unirse al tratado y destruir rápidamente sus reservas, lo que evidencia que el tratado está funcionando bien”, dijo Mary Wareham, de Human Rights Watch y editora del capítulo dedicado a las políticas de prohibición.

“Se ha respondido rápido y con contundencia al uso reciente de municiones en racimo por parte de varias fuerzas armadas de Estados que están fuera de la Convención, lo que demuestra que el estigma en contra de su uso está creciendo en todo el mundo”, agregó.

La Convención, que de forma exhaustiva prohíbe las municiones en racimo, promueve además la destrucción de las reservas en un período de 8 años, la limpieza de áreas contaminadas en 10 años y la asistencia a las víctimas de estas armas.

En el 2015, el uso de municiones en racimo se ha podido constatar en Libia, Sudán, Siria, Ucrania y Yemen, países que no son parte del tratado de prohibición. Sin embargo, más de 140 países han repudiado este uso en Siria, mientras que su empleo en Libia, Sudán, Ucrania y Yemen también ha tenido una importante respuesta crítica.

Asimsimo, ninguno de los 93 Estados Parte de la Convención sobre Municiones en Racimo ha utilizado estas armas o ha participado de alguna actividad prohibida con este arma desde que entró en vigor el 1 de agosto de 2010 *.

Se ha logrado avanzar mucho en estos 5 años, ya que al tiempo que los Estados se adhieren y ratifican el tratado de prohibición, destruyen decenas de millones de submuniciones explosivas de sus reservas, conducen operaciones de limpieza y asisten a las víctimas.

Desde agosto del 2010, un total de 46 signatarios* de la Convención la han ratificado, incluídos Canadá, República del Congo, Guinea, Paraguay y Sudáfrica el año pasado. Nueve países más se han adherido recientemente, entre ellos, Belice, Guyana, Palestina y el exproductor de municiones en racimo, Eslovaquia.

La mayoría de los 117 Estados que han firmado o se han adherido a la Convención sobre Municiones en Racimo están a la expectativa de asistir a la Primera Conferencia de Revisión de alto nivel, la cual se llevará a cabo en Dubrovnik, Croacia, del 7 al 11 de septiembre de 2015. Precisamente, Croacia fue un país usuario de municiones en racimo y en la actualidad es un fuerte defensor de la Convención.

Uso de municiones en racimo y documentación del número de víctimas. Las necesidades de los sobrevivientes se mantienen

El Monitor de Municiones en Racimo 2015 documenta el uso reciente de municiones en racimo en cinco países:

  • Se arrojaron bombas en racimo en dos ubicaciones en Libia a comienzos del 2015, aunque no fue posible determinar los responsables.
  • Las Fuerzas Armadas de Sudán utilizaron bombas en racimo aéreas en el sur de la provincia de  Kordofan en el primer semestre de 2015 y, anteriormente, en 2012.
  • Las Fuerzas de Gobierno sirias comenzaron a utilizar bombas en racimo aéreas a mediados del 2012 , así como cohetes de municiones en racimo en ataques que se cree que continuaron; mientras que las fuerzas del Estado Islámico utilizaron cohetes de municiones en racimo en el segundo semestre de 2014.
  • Las fuerzas del Gobierno de Ucrania y las fuerzas rusas de apoyo a los contrarios al Gobierno utilizaron cohetes de municiones en racimo en las provincias de Donetsk y Luhansk, en el este de Ucrania, en ataques que comenzaron en 2014 y se detuvieron después del cese el fuego en febrero de 2015.
  • Arabia Saudita y posiblemente otros miembros de la coalición liderada por este país han utilizado municiones en racimo, fabricadas en Estados Unidos, en el norte del Yemen desde marzo de 2015, en ataques durante operaciones en contra de las fuerzas de los Hutíes.

El Monitor de 2015 reporta víctimas de ataques de municiones en racimo en Siria y Ucrania el año pasado. Durante el mismo periodo, personas murieron y quedaron heridas en 12 países y otras tres áreas a causa de municiones sin explotar que permanecieron en alto número después de su utilización en ataques. Hay al menos 1.968 víctimas registradas debido a las municiones en racimo en Siria desde 2012.

“Las víctimas de municiones en racimo deben ver el fin a las amenazas de sufrir más daño, por un lado, y por otro, una mejora en la adecuación de los servicios que necesitan”, dijo Loren Persi, editor del capítulo de asistencia a víctimas del Monitor. “La asistencia adecuada aún está lejos para muchas víctimas de municiones en racimo”, agregó.

Los civiles continuaron sufriendo la mayoría de los daños entre las víctimas de municiones en racimo registradas (aquellos casos en los que su estatus estaba indicado), que son el 92 % de todas las víctimas reportadas en el periodo 2010-2014. Desgraciadamente, la mitad de estos muertos y heridos fueron menores de edad.

De acuerdo con el informe, las victimas estimadas a nivel mundial hasta ahora exceden las 55.000. La mayoría de víctimas confirmadas proceden de Estados Parte, entre los que destacan Afganistán, Irak, Líbano y RDP de Laos, un país con la mayor cantidad de víctimas reportadas debido a  la bomba en racimo masiva que Estados Unidos utilizó hace más de cuatro décadas.

No obstante, la Convención sobre Municiones en Racimo establece el más alto estándar de asistencia a víctimas en la ley de desarme humanitario internacional y ha logrado avances visibles, aunque todavía quedan retos pendientes en materia de coordinación y entrega de servicios, según recoge el Monitor de 2015.

Los 12 Estados Parte con victimas de municiones en racimo desarrollaron algunos planes de asistencia a víctimas en el periodo 2010-2014, a pesar de los recortes de financiamiento. Los sobrevivientes en aéreas remotas y rurales, sin embargo, continúan enfrentando los mayores desafíos para obtener la asistencia necesaria.

La limpieza de áreas contaminadas avanza y las reservas se destruyen

“A pesar de los desafíos, de las dos docenas de países que están contaminados por restos de municiones en racimo muchos están comprometidos con la limpieza de las áreas impactadas”, dijo Jeff Abramson, coordinador del Monitor de Minas Antipersonal y del Monitor de Municiones en Racimo. “Por lo tanto es aún más preocupante cuando las municiones en racimo son utilizadas, matando e hiriendo a civiles y creando nuevas responsabilidades de limpieza para comunidades en peligro”, agregó.

Al menos 25 países y otras áreas están contaminadas por restos de municiones en racimo. De acuerdo con el informe, se han limpiado unos 74 km2 de terreno y se han destruido 69.000 submuniciones durante el 2014. Entre el 2010 y el 2014, se limpiaron más de 255 km2 de terreno a nivel mundial y se han destruido 295.000 submuniciones, una amplia mayoría por los Estados que se han unido a la Convención. Ocho Estados Parte ya han logrado completar la limpieza de sus terrenos contaminados por restos de municiones en racimo.

La destrucción de reservas de municiones en racimo bajo la Convención ha sido vista como uno de los mayores éxitos. De acuerdo con el Monitor de Municiones en Racimo 2015, los Estados Parte han destruido 1,3 millones de municiones en racimo y 160 millones de submuniciones hasta ahora, representando un 88 % de las reservas y un 90 % de las submuniciones declaradas por los Estados Parte.

Sólo en 2014, se destruyeron más de 121.000 municiones en racimo y 16,4 millones de submuniciones de las reservas de Francia, Alemania, Italia, Mozambique, Suecia, Suiza y otros Estados Parte. Japón completó la destrucción de sus reservas en febrero de 2015, mientras que Canadá la completó en 2014, antes de ratificar la Convención en marzo de 2015.

Incluso Estados Unidos, quien no es signatario de la Convención,  ha destruido una porción significativa de sus reservas, la cuales se calcula que alguna vez sumaron aproximadamente seis millones de municiones en racimo. En febrero de 2015, Estados Unidos dijo que removió “aproximadamente 221.502 toneladas de municiones en racimo” de sus reservas activas para destruirlas bajo la directiva política de 2008, mientras que 250.224 toneladas adicionales serán destruidas en 2018.

Desde que la Convención sobre Municiones en Racimo entró en vigor, 17 Estados Parte y Argentina (no signatario) han cesado su producción de municiones en racimo, lo que refleja el estigma existente en contra de estas armas. 23 Estados Parte han promulgado una legislación específica para reforzar la implementación de la Convención, mientras que otros 28 han indicado que la legislación existente será satisfactoria para asegurar su cumplimiento.

Las municiones en racimo han sido prohibidas debido a su extendido efecto indiscriminado en el momento de ser usadas y su daño prolongado a los civiles. Las municiones en racimo pueden ser disparadas por sistema de artillería, cohetes o arrojadas desde aviones y, por lo general, explotan en el aire y envían cientos de pequeñas bombas o submuniciones sobre áreas del tamaño de una cancha de futbol. A menudo, las submuniciones fallan al explotar en su impacto inicial, dejando restos peligrosos que son igual de dañinos que las minas antipersonal, hasta tanto no sean substraídas y destruidas.

————————————————

* Información actualizada por última vez el 24 de agosto, cuando se envió el informe a impresión. El 25 de agosto Ruanda ratificó la Convención e Islandia hizo lo mismo el 31 de agosto, convirtiéndose en los Estado parte número 94 y 95, respectivamente.  Actualmente hay 22 signatarios pendientes de ratificar la Convención, entre ellos, Colombia.

Sobre el Monitor:

Este es el sexto informe anual del Monitor de Municiones en Racimo, publicación asociada al informe del Monitor de Minas Antipersonal entregado anualmente desde 1999 por la Campaña Internacional para la Prohibición de Minas (ICBL su sigla en inglés), ganador asociado del Premio Nobel de la Paz en 1997. El Monitor de Minas Antipersonal y Municiones en Racimo es coordinado por el personal del Comité de ICBL-CMC y representantes de DanChurchAid, Handicap International, Human Rights Watch y Mines Action Canada.

Con motivo de la Primera Conferencia de Revisión de la Convención sobre Municiones en Racimo de 2008, el informe revisa los desarrollos en el periodo desde que la Convención entró en vigor el 1 de agosto de 2010. También revisa actividades en el año 2014 y el primer semestre de 2015. Cubre tendencias globales en política de prohibición, monitoreo y limpieza de los restos de municiones en racimo, nuevas víctimas y asistencia a víctimas. Adicionalmente, se encuentran recursos en línea para cada país del mundo.

Enlaces:

Para mayor información o para programar una entrevista puede contactar a:

• Jared Bloch, ICBL-CMC Consultor de Medios de Comunicación en Ginebra (CET), Teléfono +41-(0)78-683-4407 o correo electrónico jared@icblcmc.org

• Jeff Abramson, Coordinador del Monitor de Minas Terrestres y Municiones en racimo, Estados Unidos (EDT), Teléfono 1-646-527-5793 o correo electrónico jeff@icblcmc.org

Share on FacebookTweet about this on Twitter