Aug 27, 2014

[MONITOR 2014]: Se constata el uso de municiones en racimo en Sudán del Sur y Ucrania durante la primera mitad de año

Cluster Munitions Report 2014 A

 

[Consulta el Monitor de Municiones en Racimo 2014 completo – versión en inglés]

 

Principales hallazgos del Monitor

 

Estado de la Convención sobre Municiones en Racimo

  • Un total de 113 estados han firmado o se han adherido a la Convención sobre Municiones en Racimo hasta el 31 de julio de 2014, de los cuales 84 son Estados Parte que están jurídicamente vinculados por todas las disposiciones de la Convención. 
  • Se han sumado a la Convención 42 países que han usado, producido, exportado y/o almacenado reservas de municiones en racimo, y se han comprometido a través de ese acto a no participar nunca más en estas actividades prohibidas.
  • Desde que la Convención entró en vigor el 1 de agosto de 2010, y se convirtió en derecho internacional vinculante, los estados ya no podrán suscribirla, sino que deberán cumplir el proceso de adhesión. La adhesión ha sido completada por cinco países, siendo San Cristóbal y Nieves el más reciente, el 13 de septiembre de 2013.
  •  Ninguno de los 29 signatarios restantes ratificó la convención durante la segunda mitad de 2013 y la primera de 2014. La última ratificación fue la de Irak el 14 de mayo de 2013.

 

Uso

  • Al menos 22 gobiernos han usado municiónes en racimo durante conflictos en 38 países y en cuatro territorios disputados desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.
  • En Siria, las fuerzas gubernamentales han utilizado al menos 249 municiones en racimo en 10 de las 14 gobernaciones del país durante el período de julio de 2012 a julio de 2014. Se han utilizado al menos siete tipos de municiones en racimo, incluidas bombas lanzadas desde el aire, dosificadores fijados al avión, y cohetes lanzados desde tierra, y al menos nueve tipos de submuniciones explosivas.
  •  Se usaron bombas de racimo en Sudán del Sur y Ucrania en la primera mitad de 2014, aunque aún no está claro qué partido o partidos son los responsables.
  • No hubo información confirmada ni denuncias sobre nuevos usos de municiones en racimo por parte de ningún Estado Parte desde que se adoptó la Convención sobre Municiones en Racimo en mayo de 2008.

 

Daños a la población en Siria

  • En Siria, las fuerzas gubernamentales han utilizado al menos 249 municiones en racimo en 10 de las 14 gobernaciones del país durante el período de julio de 2012 a julio de 2014.
  •  El Monitor denuncia 1,584 víctimas sirias (personas muertas y heridas) en 2012 y 2013 debido a ataques con municiones en racimo y restos de explosivos, incluidas submuniciones sin explotar. En 2014 se han registrado cientos de víctimas más de municiones en racimo. El 97% de las víctimas muertas en 2012 y 2013 eran civiles.
  • Sólo en 2013 hubo al menos 1,000 víctimas (personas muertas y heridas) de municiones en racimo en Siria, un número más alto que cualquier total mundial anual desde que el Monitor de Municiones de Racimo empezó a documentar en 2009.
  • Se han documentado más víctimas en Siria que desde el último uso masivo de municiones de racimo— por parte de Israel en el Líbano en 2006—, lo que ha intensificado la indignación mundial y contribuido al establecimiento de la Convención de sobre Municiones en Racimo. 
  • Más de 140 estados han condenado el uso de bombas de racimo por parte de Siria en declaraciones y resoluciones, incluidos 51 estados no miembros de la Convención sobre Municiones de Racimo.

 

 

Producción y Transferencia

  • Históricamente, un total de 34 estados han desarrollado o fabricado más de 200 tipos de municiones en racimo.
  • 18 estados han suspendido la producción de municiones en racimo—16 Estados Parte y signatarios de la Convención sobre Municiones en Racimo, además de los no signatarios Argentina y Eslovaquia.
  • 16 países continúan produciendo municiones en racimo o se reservan el derecho de fabricarlas en el futuro. No hay información que indique que ninguno de estos productores haya utilizado municiones en racimo, con excepción de Israel, Rusia y Estados Unidos (EE UU).
  • En el pasado, al menos 15 países transfirieron más de 50 tipos de municiones en racimo a por lo menos otros 60 países. Seis de estos estados son ahora Estados Parte de la Convención sobre Municiones en Racimo.
  • Al menos tres estados que no se han sumado a la Convención sobre Municiones en Racimo han sancionado una moratoria sobre exportación: Singapur, Eslovaquia y EE.UU.

 

Destrucción de reservas

  • En el marco de la Convención sobre Municiones en Racimo, 22 Estados Parte han destruido 1,16 millones de municiones en racimo y casi 140 millones de submuniciones. Esto representa la destrucción del 80% de las municiones en racimo y del 78% de las submuniciones que los Estados Parte declararon mantener en reserva.
  • Cuatro Estados Parte completaron la destrucción de reservas en el periodo indicado, todos años antes de la fecha límite especificada por la convención: Chile en julio de 2013, Macedonia en octubre de 2013, el Reino Unido en Diciembre de 2013, y Dinamarca en marzo de 2014. El Reino Unido destruyó una reserva de 190,828 municiones de racimo y 38.7 millones de submuniciones.
  •  Durante 2013, diez Estados Parte, incluidos Francia, Alemania, Italia y Japón destruyeron un total de 130.380 municiones en racimo y 24 millones de submuniciones. En 2012, nueve Estados Parte destruyeron un total de 107.000 municiones en racimo y 17,6 millones de submuniciones.
  • La totalidad de los 14 Estados Parte que han almacenado reservas de municiones en racimo se han comprometido a destruirlas totalmente dentro del plazo de ocho años exigido por la convención. Los países con mayores reservas han indicado que concluirán la destrucción varios años antes del plazo, incluidos Suecia en 2014, y Alemania y Japón en 2015.
  •  La mayoría de los Estados Parte que han emitido una declaración formal señalaron que no tienen previsto retener municiones en racimo ni submuniciones con fines de entrenamiento ni investigación, conforme lo permite la Convención.
  • 10 Estados Parte han retenido o manifestado su intención de retener municiones en racimo y/o submuniciones con fines de entrenamiento e investigación: Bélgica, República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Perú, España, Suecia, y Suiza.

 

Contaminación

  • Un total de 23 estados y otras tres áreas presentaron contaminación de restos de municiones en racimo, a 1 de julio de 2014. Diez de estos estados han ratificado la Convención sobre Municiones en Racimo y se han comprometido a limpiar su territorio en un plazo de 10 años, incluidos el Líbano y la RDP de Laos, los dos estados más afectados.
  • La contaminación también se sospecha, pero no está confirmada, en otros 15 estados.
  • Desde el último informe del Monitor, dos estados han declarado la finalización de limpieza de restos de municiones en racimo en áreas bajo su jurisdicción o control: Mauritania en septiembre de 2013, y Noruega en abril de 2014. Todavía se está a la espera de una declaración formal de finalización por parte de estos dos estados.
  • Seis estados (Bosnia y Herzegovina, Camboya, Irak, RDP de Laos, Líbano, y Vietnam), así como el Alto Karabaj han estimado que la contaminación cubre 10km² o más de tierra.

 

Limpieza

  • En 2013, más de 54.000 submuniciones sin estallar fueron destruidas durante la limpieza de casi 31km2 de terreno contaminado en 12 estados y otras tres áreas.
  • Ocho Estados Parte contaminados efectuaron limpieza de submuniciones sin estallar en 2013: Afganistán, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Irak, la RDP de Laos, el Líbano, Mauritania, y Noruega. Gran parte de esta limpieza tuvo lugar en la RDP de Laos y el Líbano.
  • Los estados no signatarios de Camboya, Serbia, Vietnam y Yemen también realizaron tareas de limpieza, al igual que Kosovo, el Alto Karabaj y el Sáhara Occidental.

 

Víctimas

  • En 2013 se documentaron al menos 1.000 víctimas (personas muertas y heridas) de municiones en racimo en Siria, un número más alto que cualquier total mundial anual desde que el Monitor de Municiones de Racimo empezó a documentar en 2009. En 2013, las únicas víctimas documentadas a nivel mundial a causa de ataques de municiones de racimo se encontraban en Siria.
  • En 2013 se documentaron víctimas de restos de municiones de racimo en nueve estados y en otra área, basado en los datos disponibles, los cuales están mejorando pero aún son incompletos. Estas víctimas se documentaron en cuatro Estados Parte (Croacia, Irak, la RDP de Laos y el Líbano), cinco no signatarios (Camboya, Sudán del Sur, Sudán, Siria y Vietnam), así como en el Sáhara Occidental.
  • En las últimas cinco décadas y hasta el 31 de julio de 2014 el Monitor documentó víctimas de municiones en racimo en 31 estados, incluidos 12 Estados Parte y cuatro signatarios de la Convención sobre Municiones en Racimo, así como en otras tres áreas. A finales de 2013, se confirmaron 19.419 víctimas (personas muertas y heridas) de municiones en racimo a nivel mundial; pero el número total estimado por países es un mejor indicador del número de víctimas de municiones en racimo de todos los tiempos, ascendiendo a más de 55.000.
  • En los casos en que se efectuó un registro del tipo de víctima, la mayoría eran civiles (94%). En Siria durante 2012–2013, el 97% de las víctimas muertas fueron civiles.

 

Asistencia a las víctimas

  • La Convención sobre Municiones en Racimo continúa estableciendo los más elevados estándares del derecho internacional humanitario en materia de asistencia a víctimas; en 2013, incluso los dos estados no signatarios con mayor número de víctimas de municiones en racimo (Camboya y Vietnam) continuaron documentando sus esfuerzos de acuerdo con esta normativa emergente.
  • El conflicto y desplazamiento aumentaron los peligros y obstaculizaron la disponibilidad de servicios a las víctimas y supervivientes en 2013. Los refugiados por la crisis en Siria aumentaron la demanda de servicios básicos en los países a donde huyeron, especialmente Irak y el Líbano, a menudo superando la capacidad actual. En Afganistán, la obtención de tratamiento médico en áreas afectadas por conflictos se presentó difícil. Los ataques a personal e instalaciones médicas impidieron aún más los servicios. 
  • Todos los Estados Parte donde hay víctimas de municiones en racimo brindaron algún tipo de servicios de asistencia a las víctimas, y casi todos los Estados Parte han cumplido las primeras medidas del plan de asistencia a las víctimas en el plazo establecido en la convención del Primer Encuentro de Estados Parte en 2010.
  • Se observaron mejoras cuantificables con respecto a la accesibilidad de los servicios en numerosos Estados Parte. De todas maneras, los servicios aún están lejos de ser adecuadamente accesibles, particularmente para los supervivientes en zonas remotas y rurales. Teniendo en cuenta el declive de financiación de las ONG que proporcionan la asistencia más directa y cuantificable a los supervivientes, en general, los Estados Parte todavía tienen que reemplazar los servicios y programas que fueron reducidos o cancelados.

 

Legislación nacional y transparencia

  • En total, 22 Estados Parte han sancionado leyes nacionales para implementar la Convención, pero ninguno en la segunda mitad de 2013 o primera mitad de 2014. Otros 19 Estados Parte tienen en marcha procesos de formulación, análisis o adopción de leyes nacionales. 26 Estados Parte consideran que su legislación vigente es suficiente para implementar la Convención.
  • En total, 65 Estados Parte han presentado un informe inicial sobre medidas de transparencia conforme se exige en el artículo 7 de la Convención, lo cual representa las tres cuartas partes de los Estados Parte.

 

Interpretación de la Convención sobre Municiones en Racimo

  • Al menos 38 Estados Parte y signatarios de la Convención han manifestado que, incluso durante operativos conjuntos, no se permite ningún tipo de asistencia intencional o deliberada para actos prohibidos. Cuatro Estados Parte han apoyado la postura contraria, según la cual la prohibición del artículo 1 relativa a asistencia para realizar actos prohibidos podría quedar invalidada por aplicación de las disposiciones de interoperabilidad del artículo 21.
  • Al menos 34 Estados Parte han señalado que la Convención prohíbe tanto el transporte de municiones en racimo por un Estado No Parte a través del territorio de un Estado Parte como la posibilidad de que un Estado No Parte mantenga reservas de municiones en racimo en el territorio de un Estado Parte. Cinco Estados Parte han afirmado que el transporte y la posibilidad de mantener reservas en el extranjero no están prohibidos por la Convención.
  • Noruega y el Reino Unido, ambos Estados Parte, han confirmado que EE UU ha retirado las reservas de municiones en racimo que mantenía en sus respectivos territorios. EE UU ha acumulado y podría seguir manteniendo reservas de municiones en racimo en Estados Parte como Afganistán, Alemania, Italia, Japón y España.
  • En nueve Estados Parte se han sancionado leyes que prohíben expresamente la inversión en municiones en racimo, incluyendo Liechtenstein en 2013. Al menos 26 Estados Parte y signatarios en la Convención han manifestado que consideran la inversión en producción de municiones en racimo como una modalidad de asistencia prohibida por la Convención.
Share on FacebookTweet about this on Twitter