Nov 2, 2010

[MONITOR 2010]: Siete Estados completan la destrucción de sus arsenales de municiones en racimo

[Consulta el Monitor de Municiones en Racimo – versión en inglés]

La destrucción de millones de submuniciones en racimo almacenadas años antes de que venzan los plazos exigidos por la Convención de Municiones en Racimo—un tratado legalmente vinculante que prohíbe estas armas y que entró en vigor el 1 de agosto de 2010—muestra la eficacia del tratado en salvar vidas civiles, según el  Monitor de Municiones en Racimo 2010, un informe publicado hoy.

Siete estados que se han unido a la Convención ya han completado la destrucción de sus existencias de municiones en racimo, destruyendo más de 13,8 millones de submuniciones contenidas en 176 000 municiones en racimo. Al menos otros once países están destruyendo sus existencias actualmente.
 
“La prohibición de municiones en racimo ha cobrado un real impulso” expresó Steve Goose de Human Rights Watch, Editor Final del Monitor de Municiones en Racimo, citando la impresionante cantidad de países signatarios de la Convención, el corto período para que entrara en vigor y el apuro por implementar las disposiciones que pudieran salvar vidas. “Es alentador ver que tantos países muestran un compromiso tal con la erradicación de las municiones en racimo y el serio impacto que tienen sobre los civiles ahora y para siempre,” indicó Goose.
 
La Convención obliga a los Estados Parte a poner fin al empleo, la producción y la transferencia de municiones en racimo inmediatamente, a destruir las municiones en racimo almacenadas en un plazo de ocho años a partir de que se unen a la misma, a limpiar las áreas contaminadas con municiones en racimo en un plazo de 10 años y a asistir a las víctimas de estas armas. La Convención fue negociada en mayo de 2008, se abrió a la firma en diciembre 2008 y se convirtió en un tratado internacional vinculante el 1 de agosto de 2010.
 
Entre los 108 países que han firmado la Convención, 38 han empleado, exportado o almacenado estas armas. De estos países signatarios, 42 han ratificado la Convención y 10 ya han sancionado leyes nacionales para implementarla.
 
Durante las últimas seis décadas las municiones en racimo han sido empleadas en 39 países y áreas por al menos 18 gobiernos. Desde que la Convención se abrió a la firma en diciembre de 2008, ha habido una única imputación seria de uso de munición en racimo por parte de Estados Unidos en un supuesto campo de entrenamiento de al-Qaeda en Yemen en diciembre de 2009. El gobierno de E.E.U.U. aún no ha confirmado ni negado esta acusación, y ni E.E.U.U. ni Yemen se han unido a la Convención.
 
En 2009 se limpiaron al menos 38 km2 de tierra, un área de un tamaño aproximadamente similar al de Chiang Mai, Tailandia, destruyéndose más de 55 156 submuniciones sin estallar. Los Estados Parte Albania y Zambia han anunciado la finalización de sus programas de limpieza. La limpieza de las áreas contaminadas impedirá que se produzcan miles de víctimas.
 
Sin embargo, según Stuart Casey-Maslen, de Norwegian People’s Aid y Editor de Actividades Relativas del Monitor de Minas, “mientras que existen programas de acción contra las minas en la mayoría de los estados y áreas afectados por municiones en racimo, su alcance y productividad debe aumentar para limpiar las áreas más rápidamente y salvar vidas.”
 
La contaminación con municiones en racimo persiste en al menos 23 países, incluyendo 14 que se han unido a la Convención, así como en tres territorios en disputa. Las regiones más afectadas son el Sudeste Asiático y Europa, mientras que los países y territorios con mayor contaminación incluyen a la República Democrática Popular Lao, Vietnam, Irak, Camboya, Líbano, Serbia, Nagorno-Karabaj y Sáhara Occidental.
 
En el 2009 se confirmaron 100 nuevas víctimas de municiones en racimo en nueve países y un territorio. La mitad de estas víctimas ocurrieron en sólo dos países, República Democrática Popular Lao y Líbano, en ambos casos países que se habían unido a la Convención.
 
Hasta finales de 2009 se habían registrado 16 816 víctimas de municiones en racimo en al menos 27 países y tres territorios, incluyendo a 15 estados que se habían unido a la Convención. Debido a la seria falta de información, el número real de víctimas de municiones en racimo podría llegar a 85 000 en todo el mundo. De acuerdo con Katleen Maes de Handicap International, Editora de Asuntos sobre Víctimas y Asistencia a las Víctimas del Monitor, “se necesita una ayuda rápida y eficiente a las víctimas de municiones en racimo. La Convención provee disposiciones pioneras en lo refrerente a asistencia a las víctimas y si los estados cumplen con sus obligaciones éstas pueden mejorar significativamente la vida y los medios de subsistencia de los sobrevivientes, sus familias y sus comunidades.”
 
Los 27 países con víctimas de municiones en racimo brindan algún tipo de cuidado a los sobrevivientes, pero la mayoría de las víctimas carece de una asistencia integral, particularmente de inclusión económica y apoyo psicosocial. El acceso en áreas rurales es especialmente difícil.
 
En el 2009 siete países reportaron un total de USD 13,2 millones en financiación relacionada con las municiones en racimo, incluyendo USD 4,15 millones a través del Fondo Fiduciario para Actividades Relativas a las Municiones en Racimo para la República Democrática Popular Lao.
 
Este es el primer informe del Monitor de Municiones en Racimo,  una publicación asociada al Monitor de Minas Terrestres, publicado anualmente desde 1999. El Monitor de Municiones en Racimo 2010 cubre la política de prohibición, el empleo, la producción, la comercialización y almacenamiento de todos los países del mundo, y también incluye información sobre contaminación, víctimas, limpieza y asistencia a las víctimas de municiones en racimo. El informe cubre el período de mayo de 2009 a agosto de 2010, en los casos en que ha sido posible.
 
El Monitor de Municiones en Racimo 2010 se publica con antelación a la Primera Reunión de los Estados Parte de la Convención sobre Municiones en Racimo, que tendrá lugar en Vientián, República Democrática Popular Lao, del 9 al 12 de noviembre de 2010.
El Monitor de Minas Terrestres y Municiones en Racimo es coordinado por un Consejo Editorial formado por cinco organizaciones: Mines Action Canada, Action On Armed Violence, Handicap International, Human Rights Watch, y Norwegian People’s Aid. Constituye una manera sustentable y sistemática de monitorear e informar acerca de la implementación de tratados de derecho humanitario y de desarme de parte de las organizaciones no gubernamentales.
 
El Monitor de Minas Terrestres fue creado en junio de 1998 por la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas, que fuera premio Nobel de la Paz. En el 2008 el Monitor de Minas Terrestres se convirtió funcionalmente en el brazo de investigación y monitoreo de la Coalición contra las Municiones en Racimo. En el 2010 la iniciativa cambió su nombre a Monitor de Minas Terrestres y Municiones en Racimo (conocido como “el Monitor”) para reflejar el aumento en la elaboración de información sobre el tema de las municiones en racimo.
 
El Monitor de Municiones en Racimo 2010 y otros documentos relacionados estarán disponibles a las 04.00 GMT del 1 de noviembre en www.the-monitor.org/cmm/2010.
 
Para mayor información o para programar una entrevista, contáctese con:
  • Conor Fortune, Responsable de Comunicaciones y Medios de la CMC, Bangkok (GMT+6), Mobile +44-75-1557-5174 ó +66-88-091-9372, email conor@stopclustermunitions.org
  • Jacqueline Hansen, Gerente de Programa del Monitor de Minas terrestres y Municiones en Racimo, Bangkok (GMT+6), Teléfono móvil +1-613-851-5436 ó +66-88-091-9373, email jackie@icbl.org
Share on FacebookTweet about this on Twitter