Aug 11, 2015

Colombia se compromete a ratificar la Convención sobre Municiones en Racimo antes de la Conferencia de Revisión de Dubrovnik

IMG_4352 copia

[ENGLISH RELEASE]

Bogotá, 11 de agosto de 2015.- En un encuentro con la directora de la Coalición contra las Municiones en Racimo (CMC, por su sigla en inglés), Megan Burke, y el director de la Campaña Colombiana Contra Minas (CCCM), Álvaro Jiménez, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró ayer que el país ratificará la Convención sobre Municiones en Racimo antes de la Conferencia de Revisión del tratado, que se celebrará en Dubrovnik (Croacia) del 7 al 11 de septiembre de 2015.

Santos manifestó su disposición de llegar a Croacia como Estado parte número 94 de la Convención, después de que el Congreso de la República aprobara la ratificación en 2012 y la Corte Constitucional la declarara exequible en 2013.

“Fue un placer escuchar la noticia de que Colombia va a ratificar la Convención sobre Municiones en Racimo a tiempo para la Conferencia de Revisión en Dubrovnik. El presidente hizo el compromiso de firmar ya el instrumento de ratificación y depositarlo en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York”, explicó Burke a la salida del encuentro.

La Conferencia de Revisión de Dubrovnik se realizará cinco años después de la entrada en vigor de la Convención (1 de agosto de 2010) y busca acordar un plan de acción para el siguiente quinquenio con el objetivo de asegurar una implementación efectiva, motivar su universalización y fortalecer el rechazo internacional contra este tipo de armas.

“En Dubrovnik queremos decir bien alto que las bombas en racimo no son aceptables porque se trata de un arma que va en contra del Derecho Internacional Humanitario por su efecto indiscriminado en la población civil. Asimismo, mandar un fuerte mensaje a la comunidad internacional en contra de la utilización de este arma en cualquier parte del mundo y en cualquier circunstancia, en especial, en Siria, Yemen, Ucrania, Sudán y Libia, donde se ha comprobado su uso recientemente”, agregó.

Burke, quien también lidera la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas (ICBL, por su sigla en inglés), felicitó al presidente por el acuerdo de desminado alcanzado en marzo entre el Gobierno y las FARC y manifestó la disposición de la ICBL de ayudar a agilizar el proceso.

foto10_g
El Presidente Juan Manuel Santos, en compañía del general (r) Óscar Naranjo, se reunió este lunes con la directora de ICBL-CMC, Megan Burke, y con el director de la Campaña Colombiana contra Minas (CCCM), Álvaro Jiménez Millán. Foto: Juan David Tena – SIG

En ese sentido, el presidente colombiano propuso la realización conjunta de un foro internacional que permita mostrar los desarrollos y avances tecnológicos en materia de desminado para estudiar su uso en la variada topografía colombiana.

Del mismo modo, el director de la Campaña Colombiana Contra Minas, Álvaro Jiménez, reiteró su apoyo al proceso piloto de desminado humanitario que se adelanta en la vereda El Orejón (municipio de Briceño, Antioquia) entre soldados del Batallón de Desminado Humanitario y explosivistas de las FARC, con el acompañamiento técnico de la organización Ayuda Popular Noruega.

“Este proyecto piloto tiene todo el respaldo de ICBL, de hecho, Ayuda Popular Noruega, como miembro de la junta directiva de la ICBL, es un actor muy relevante para el proceso y así lo han considerado tanto las FARC como el Gobierno. Lo que hicimos fue expresarle nuestro apoyo y respaldo y, al mismo tiempo, decirle al presidente que aspiramos a que este proceso se amplíe e involucre también al ELN en el momento en que inicien las negociaciones con ellos”, explicó Jiménez.

Resaltó también el apoyo del presidente para que la CCCM se convierta en un operador nacional de desminado, con la integración de miembros de las FARC y del Ejército, capacitados para el desarrollo de esta tarea.

Contexto sobre el proceso de ratificación de la Convención sobre Municiones en Racimo en Colombia

Megan Burke, directora de ICBL-CMC, en la rueda de prensa posterior al encuentro con el presidente de Colombia
Megan Burke, directora de ICBL-CMC, en la rueda de prensa posterior al encuentro con el presidente de Colombia

Tras la ratificación de Paraguay en marzo de este año, Colombia es el único signatario latinoamericano que todavía no ha ratificado la Convención sobre Municiones en Racimo; mientras que a nivel regional Argentina, Brasil, Cuba y Venezuela no lo han firmado.

Colombia firmó la Convención sobre Municiones en Racimo en diciembre de 2008 y en noviembre de 2009 el país anunció la destrucción de sus reservas. Desde esa fecha el Estado colombiano también ha indicado que no retiene ningún tipo de estas municiones ni para propósitos de entrenamiento ni de investigación.

Mediante la Ley 1604, promulgada en diciembre de 2012, el Congreso colombiano aprobó el texto de la Convención, el cual a su vez fue declarado exequible por la Corte Constitucional en 2013.

Este procedimiento interno dejó a Colombia ad portas de la ratificación, a falta de la firma presidencial y de depositar dicho instrumento en Naciones Unidas para que el contenido del tratado fuese una obligación para el Estado colombiano.

En el plano internacional, el acto de depósito del instrumento de ratificación por parte de un Estado escenifica el consentimiento de someterse a las disposiciones de un tratado.

A partir del depósito, el Estado colombiano estaría obligado al cumplimiento sin reservas y de buena fe de todas las obligaciones estipuladas en el texto del acuerdo.

Hasta la fecha, 117 Estados se han unido a la Convención, de los cuales 93 son Estados Parte y 24 todavía no la han ratificado, incluida Colombia.

Para entrevistas con Megan Burke (en español e inglés):

megan@icblcmc.org

Contactar por Whatsapp: (+1) 4133160198

Para más información:

Álvaro Jiménez Millán, director de CCCM

alvaro@colombiasinminas.org

3103221530

Irene Urango, coordinadora de Comunicaciones

info@colombiasinminas.org

3125858171

Share on FacebookTweet about this on Twitter