Jan 15, 2015

“Sí, vamos a tomar una decisión de desminar”: Pastor Alape (FARC)

Félix Antonio Muñoz, conocido como Pastor Alape. Foto Revista Semana
Félix Antonio Muñoz, conocido como Pastor Alape. Foto Revista Semana

En entrevista con el diario El Colombiano, Félix Antonio Muñoz, conocido como Pastor Alape, miembro del Secretariado de las FARC-EP e integrante del equipo negociador de esta guerrilla en la mesa de negociaciones de paz en La Habana (Cuba), dijo que el grupo armado no estatal tiene la plena “disposición de desarrollar gestos” para demostrar su compromiso con la construcción de una paz estable y duradera en Colombia.

“Estamos planteando por ejemplo las minas, sí vamos a tomar una decisión de desminar y hacer unos desminados”, aseguró Alape en la entrevista. “Hay unas cosa que consideramos que no es bueno empezarlas a tocar todavía públicamente. Somos respetuosos en eso y hemos hecho un compromiso con el Gobierno. Lo que digo es que nosotros tenemos disposición de desarrollar gestos”, agregó.

Las muestras de compromiso con el desescalamiento del conflicto, necesitaría, además, gestos por parte del Gobierno Nacional y no solo de la insurgencia: “Cuando hablamos de gestos, es de parte y parte. ¿Cuáles son los gestos frente a una crisis humanitaria tan profunda que hay en Colombia?”, se cuestionó.

La Campaña Colombiana contra Minas (CCCM) le ha venido proponiendo al Gobierno y a las guerrillas de las FARC-EP y del ELN, la construcción de un Acuerdo Especial, antes de que se firme la paz, que permita la limpieza de minas y remanentes explosivos de guerra de 57 zonas prioritarias ya identificadas en todo el país. Esta iniciativa ha sido dada a conocer por medio de cartas al presidente de Colombia y a los jefes máximos de las FARC-EP y del ELN y a las partes negociadoras en La Habana, entre otros. La propuesta de la CCCM ha sido apoyada por varias organizaciones de la sociedad civil y defensoras de los derechos humanos.

Según la Dirección Integral para la Acción Integral contra Minas Antipersonal (DAICMA), desde 1990 hasta diciembre de 2014, se registra un total de 11.006 víctimas de minas; de estas, 4.219 son civiles y 6.787, miembros de la Fuerza Pública. Si bien el número de víctimas es alarmante, las estadísticas demuestran que desde 2008 se ha venido registrando una disminución constante en los números de nuevas víctimas.

En 2006 se registró un total de 1.232 víctimas, el año con más afectados por estos artefactos, y un mes antes de finalizar el 2014 los registros señalaban que solo 264 personas habían sido nuevas víctimas de minas.

Share on FacebookTweet about this on Twitter