Oct 19, 2016

Sí a la vida, No a la minas

1

“Los sobrevivientes de Minas Antipersonal (MAP) y Municiones Sin Explotar (MUSE) del Departamento del Caquetá queremos visibilizar a todos los hombres, mujeres, niños y niñas que han sufrido este flagelo. En homenaje a ellos y ellas, exaltamos su capacidad de sobrevivencia, resistencia y fortaleza”. 

2 

Así reza el monumento por la memoria de las víctimas de minas antipersonal (MAP) y municiones sin explotar (MUSE) ubicado en la plaza San Francisco, en la ciudad de Florencia, Caquetá. Este fue instalado por la Asociación de Víctimas de MAP y MUSE “Unidos por la Vida”, con el apoyo de International Relief and Development y con recursos del Gobierno de Estados Unidos, como un ejercicio de memoria histórica de los sobrevivientes de estos artefactos.

En palabras de Norbey Chavarro, presidente de la asociación, con este monumento se quiere mostrar que “no solo pueden caer en un campo minado los militares y la fuerza pública, sino que es un peligro latente para la población campesina, [dado que] la mayoría de sobrevivientes civiles somos de origen campesino”.

4

Con esta obra se quiere visibilizar a todas las personas que han sufrido el horror de la guerra, de la violencia, especialmente el flagelo de las minas antipersonal y las municiones sin explotar. Y aún más importante: este monumento exalta la resiliencia, la confianza y la fuerza que han tenido los sobrevivientes para unirse y expresar juntos en una sola voz “estamos aquí”.

Asimismo, Chavarro señaló que hay mucha expectativa frente al desminado humanitario en el Caquetá, uno de los departamentos priorizados. En ese sentido, la Asociación de Víctimas hizo un llamado a nivel nacional para que no haya más personas mutiladas por este flagelo y para que ningún actor use estos artefactos explosivos indiscriminados, ni en Colombia ni en ningún otro lugar.

3

Este mismo escenario sirvió también como punto de encuentro de varias víctimas de Florencia para visibilizar la campaña a favor del SÍ, la cual estuvo liderada por Johanna Ospina, coordinadora del convenio entre la CCCM y la Pastoral Social en Caquetá, en el marco de la votación en el plebiscito sobre el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC-EP. Alrededor de la obra se congregaron sobrevivientes y sus familias para expresar sus deseos de vivir en una Colombia en Paz, donde las víctimas sean escuchadas y sus reclamos atendidos.

“Que el mundo esté minado de esperanza”, “que el mundo esté minado de tolerancia”, “que el mundo esté minado de fe” son otros mensajes claros que los sobrevivientes de MAP y MUSE del Caquetá quieren transmitir con esta obra.

Share on FacebookTweet about this on Twitter