Dec 3, 2014

[MONITOR 2014]: A 3.308 disminuyó el número de víctimas por minas antipersonal a nivel mundial en 2013

Cover_Final_Large_LMM2014(2)

[Consulta el Monitor completo – English]

[Principales Conclusiones del Monitor 2014– Español]

Washington D.C. Estados Unidos, 3 de diciembre de 2014): Menos personas murieron y fueron heridas por minas antipersonal en 2013 en comparación con los años anteriores, y casi todo el uso y producción de estas armas ha cesado, así lo reveló hoy el Monitor de Minas Terrestres 2014, el último reporte anual de la Campaña Internacional para Prohibición de las Minas Antipersonal, organización ganadora del Premio Nobel de Paz. El Monitor fue publicado en el decimoséptimo aniversario de la firma del Tratado sobre la Prohibición de las Minas.

“Si bien muchas personas pierden sus vidas y extremidades a causa de las minas, las nuevas víctimas de estos artefactos explosivos están en su más bajo nivel nunca antes registrado -posiblemente el mejor indicador de cuán exitoso ha sido el Tratado sobre la Prohibición de Minas-”, dijo Megan Burke, Editora de víctimas y asistencia a víctimas del Monitor. “Sin embargo, no podemos olvidar que hay cientos de miles de sobrevivientes de minas antipersonal esperando que sus necesidades sean satisfechas y sus derechos sean cumplidos”, agregó Burke.

En 2013, el número de víctimas registrado a causa de minas antipersonal y otros remanentes explosivos de guerra disminuyó a 3.308 – el más bajo nivel desde que el Monitor comenzó el registro de víctimas en 1999- y casi un cuarto menos que en 2012. En 2013, se obtuvo un promedio de nueve víctimas por día, lo que indica que muchas vidas están siendo salvadas si se compara con las 25 víctimas diarias registradas en 1999. Como en años anteriores, la gran mayoría de las víctimas registradas fueron civiles (79%).

Con la adhesión de Omán en agosto de 2014, un total de 162 países son ahora Estados Parte del Tratado. De los solo 35 Estados que aún permanecen fuera del acuerdo internacional, casi todos acatan sus disposiciones clave, lo que indica la aceptación casi universal de la norma de prohibición de las minas antipersonal. Una victoria para el reconocimiento mundial del Tratado fue cuando los Estados Unidos, anunciaron nuevas políticas en junio y septiembre de 2014 prohibiendo el uso de minas antipersonal excepto en la Península Coreana, así como la producción de estas armas, y acelerando la destrucción de sus reservas. Los Estados Unidos manifestaron que esto es “una clara señal de nuestra aspiración a una eventual adhesión” al Tratado sobre la Prohibición de Minas.

El uso de minas antipersonal sigue aislado

No se confirmó el uso de minas por parte de algún Estado miembro del Tratado sobre la Prohibición de Minas en el periodo de tiempo del registro, comprendido de septiembre de 2013 a octubre de 2014. Solo un caso de violación a la prohibición del uso de minas antipersonal ha sido confirmado por parte de Yemen en 2011, un Estado Parte.

En el conflicto actual que padece Ucrania, reservas de minas antipersonal están presentes entre las fuerzas del gobierno y los separatistas apoyados por Rusia; sin embargo, no ha sido posible confirmar si estos artefactos explosivos han sido utilizados. Ucrania es un Estado Parte del Tratado.

“Yemen debe hacer más para aclarar y hacer responsables a quienes utilizaron minas antipersonal en 2011, y cualquier uso de minas en Ucrania debe ser detenido y profundamente investigado”, dijo Mark Hiznay, investigador senior de Human Rights Watch y editor de la política de prohibición del Monitor.

Así como se registró en el reporte del año pasado, el Monitor confirma el nuevo uso de minas antipersonal por parte de fuerzas del gobierno de Siria y Myanmar, Estados aún fuera del Tratado sobre la Prohibición de Minas; así como, en la no reconocida internacionalmente y separatista área de la República de Nagorno Karabaj; sin embargo, el último reporte halló una fuerte caída en el nuevo uso de minas en Myanmar.

Grupos armados no estatales utilizaron minas antipersonal o artefactos explosivos improvisados activados por las víctimas en Afganistán, Colombia, Libia, Myanmar, Pakistán, Siria, y Yemen, un país menos (Túnez) que lo reportado en el Monitor de Minas Terrestres 2013.

Las reservas, el comercio, y la producción continúan en disminución

Más de 48 millones de reservas de minas antipersonal han sido destruidas desde 1999 y solo seis Estados Parte tienen todavía que completar la destrucción de sus existencias. Tres de estos Estados fracasaron en completar la destrucción de sus reservas dentro de los cuatro años luego de haber integrado el Tratado y por lo tanto permanecen en violación de aquella provisión del Tratado: Bielorrusia y Grecia desde el 2008, y Ucrania desde el 2010.

Los Estados Unidos fue borrado de la lista de los potenciales productores de minas antipersonal después de anunciar su política de repudio frente a cualquier futura producción o adquisición de minas antipersonal. La producción activa de estos artefactos podría estar en desarrollo en por lo menos cuatro países: India, Myanmar, Pakistán, y Corea del Sur.

En junio de 2014, China manifestó que el número de sus reservas de minas antipersonal eran inferiores a cinco millones, y no las 110 millones previamente estimadas. Los Estados Unidos reveló que sus reservas son actualmente casi tres millones, y no las más de 10 millones previamente reportadas por el Pentágono.

Durante la última década, el comercio mundial de minas antipersonal ha consistido de un muy bajo nivel de transferencias ilícitas y no reconocidas, pero la aparición de estos artefactos explosivos en Sudán y Yemen indica que alguna forma de mercado o comercio de minas existe.

La limpieza de minas antipersonal y la ayuda aún son críticas

Hoy, 56 Estados (32 de los cuales son miembros del Tratado) y otras cuatro áreas (Kosovo,  Nagorno-Karabakh, Somalilandia, y el Sahara Occidental), son conocidas por tener peligrosas áreas contaminadas con minas antipersonal. Sin embargo, dentro de los próximos cinco años, 40 de estos Estados y otras tres áreas serán lo suficientemente capaces para completar las obligaciones del Tratado relacionadas con la limpieza de minas, pero solo si están disponibles los recursos adecuados.

El Tratado de Prohibición obliga a cada Estado Parte a limpiar todas las áreas minadas en su jurisdicción o control dentro de un periodo de 10 años, con una provisión de solicitud de extensión que es aprobada por los Estados miembros.

A diez Estados Parte le fueron concebidas sus solicitudes de extensión en la última década. Los Estados anticiparon o previeron que Etiopía, el cual tiene la fecha límite de limpieza para el 1 de junio de 2015, también solicitaría una extensión. Esto no ha sido efectuado hasta la fecha, lo cual deja su estatus en incierto.

De los 32 Estados Parte con su obligación de limpieza de minas pendiente, 23 se han concebido al menos un periodo de extensión y más de la mitad se considera que, o bien no están en el seguimiento de sus solicitudes de prórroga o no han reportado avances claros.

En la Tercera Conferencia de Revisión del Tratado sobre la Prohibición de Minas realizada en junio de 2014 en Maputo, Mozambique, los Estados Parte estuvieron de acuerdo con conseguir un mundo libre de minas antipersonal para el año 2025. “La mayoría de los Estados pueden cumplir sus obligaciones bajo el Tratado para el año 2025, pero para hacerlo, tendrán que redoblar sus esfuerzos y hacer de la liberación de tierras – y del desminado cuando sea apropiado – una máxima prioridad”, manifestó Atle Karlsen, Director Adjunta de Desarme Humanitario de Norwegian People´s Aid e investigadora líder del equipo de acción contra las minas del Monitor de Minas Terrestres.

Se liberaron por lo menos 185 kilómetros cuadrados de zonas minadas a través del despeje o estudio en 2013 – una disminución de unos 200 kilómetros cuadrados en relación con el 2012 – destruyendo casi 275.000 minas antipersonal. Los programas de acción contra las minas de Afganistán, Camboya, y Croacia siguen representando la gran mayoría de zonas liberadas a nivel mundial.

El gasto mundial para actividades como limpieza de minas, revisión, educación en el riesgo de minas, colectivamente conocidas como acción contra minas, fue en total USD$647 millones en 2013, frente a los USD$681 millones en 2012. El apoyo internacional para la acción contra minas fue de casi USD$446 millones en 2013, USD$51 millones menos que el alto récord de USD$497 millones alcanzado para el 2012. En cambio, la financiación de las autoridades nacionales aumentó en cerca de USD$17 millones en 2013, a USD$201 millones.

“Un nivel de financiamiento internacional continuo sigue siendo de vital importancia ya que los países afectados por las minas continúan esforzándose por despejar sus últimas zonas minadas y asistir a las víctimas de estos artefactos explosivos”, dijo Jeff Abramson, Director del programa de la iniciativa del Monitor y redactor final del Monitor de Minas Terrestres 2014.

Consulta los capítulos para COLOMBIA:

  • Acción Integral Contra Minas Antipersonal: Ofrece una visión sobre la situación de las minas, exponiendo los avances y retos de los programas de acción contra estos artefactos, aspectos relacionados con leyes de desminado y restitución de tierras, liberación de territorios, desminado humanitario, e información sobre los compromisos frente al Artículo 5 del Tratado.

 

 

  • Víctimas y Asistencia a Víctimas: Ofrece información sobre los compromisos de Colombia hacia la asistencia a víctimas de minas y municiones en racimo, la inclusión de los sobrevivientes y su participación, la accesibilidad y eficacia en los servicios, la rehabilitación física, la inclusión económica, el apoyo psicológico, entre otros.

 

SOBRE EL MONITOR:

El Monitor de Minas Terrestres y Municiones en Racimo es el brazo investigativo de la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Terrestres y la Coalición sobre las Municiones en Racimo (ICBL-CMC, por sus siglas en inglés). La ICBL fue galardonada con el Premio Nobel de Paz en 1997 por su trabajo en la erradicación de las minas. El Monitor es coordinado por el Comité de Monitoreo e Investigación compuesto de un equipo de expertos de la ICBL y CMC, líderes de los equipos de investigación, y representantes de cuatro organizaciones no gubernamentales: Handicap Internacional, Human Rights Watch, Mines Action Canada y Norwegian People´s Aid.

SOBRE LA CAMPAÑA COLOMBIANA CONTRA MINAS (CCCM):

La CCCM nació en 1999 como una iniciativa ciudadana, voluntaria e independiente. Desde ese año es miembro de la ICBL y la CMC. En el 2000 se constituyó como organización no gubernamental. En 2011, integró a su campo de acción los temas de desarme y las iniciativas que lo promueven como concepto y realidad para la humanidad, impulsando los valores de la Seguridad Humana y el desarrollo mediante el fortalecimiento de políticas nacionales, estándares internacionales, asistencia a víctimas y mitigación del impacto por el empleo, almacenamiento, producción, transferencia y destrucción de armas y artefactos explosivos, regulados o prohibidos por el Derecho Internacional Humanitario.

La CCCM está integrada por diversas organizaciones de la sociedad civil. Su sede principal se encuentra en la ciudad de Bogotá D.C. y cuenta con una red de 22 Coordinaciones Departamentales. Actualmente  es parte de la Junta Directiva de la ICBL y la CMC.

Share on FacebookTweet about this on Twitter