Sep 24, 2014

EE.UU. asegura que destruirá sus reservas de minas no requeridas para la defensa de Corea del Sur

Equipo de Human Rights Watch se suma a la campaña para pedir que Estados Unidos se una a la Convención de Ottawa. Foto ICBL
Equipo de Human Rights Watch se suma a la campaña para pedir que Estados Unidos se una a la Convención de Ottawa. Foto ICBL

“Comenzaremos la destrucción de nuestras reservas –de minas antipersonal- no requeridas para la defensa de Corea del Sur, y vamos a seguir trabajando para encontrar formas que nos permitan, en última instancia, cumplir plenamente y acceder a la Convención de Ottawa”.

Así lo dijo hoy el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama en un evento con el ex presidente Bill Clinton, en Nueva York, en el que se reconoció el liderazgo de las organizaciones sociales en la lucha por los derechos humanos y la libertad. “Así, los Estados Unidos seguirán liderando, como el mayor donante a nivel mundial, los esfuerzos de desminado, liberando a las comunidades y a los países de estas armas”, agregó

El presidente de los americanos elogió el espíritu de liderazgo de la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Terrestres (ICBL, por sus siglas en inglés), así como el de Jody Williams –una de las personas más importantes de la ICBL- y el senador estadounidense Patrick Lahty, en la lucha por la erradicación de las minas antipersonal, artefactos explosivos prohibidos por el Derecho Internacional Humanitario (DIH), a través de la Convención de Ottawa.

En su discurso, Obama trajo a colación la promesa que Bill Clinton hizo hace veinte años en las Naciones Unidas, en donde dio su palabra de que los Estados Unidos trabajarían por la eliminación de las minas antipersonal. Al respecto, anunció que “vamos a dar otro paso importante, fuera de las circunstancias singulares de la península de Corea -donde tenemos una larga trayectoria de compromiso en la defensa de nuestro aliado Corea del Sur-, los Estados Unidos no van a utilizar las minas antipersonal”.

Fuente: www.TheWhiteHouse.gov

Para leer el discurso completo, por favor haga clic aquí.

Share on FacebookTweet about this on Twitter