Nov 23, 2015

COMUNICADO CONJUNTO # 63. EL OREJÓN, 24 DE NOVIEMBRE DE 2015

Miercoles_8_7_2015@@orejon fase gLas delegaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP informamos a la opinión pública de los resultados positivos de la implementación del “Acuerdo sobre limpieza y descontaminación del territorio de la presencia de Minas Antipersonal, Artefactos Explosivos Improvisados y Municiones Sin Explotar o Restos De Explosivos De Guerra en general”, que se lleva a cabo en la vereda El Orejón, municipio de Briceño, Antioquia.

Después de 7 meses de trabajo ininterrumpido en la zona y con base en información suministrada por las FARC-EP,  soldados del Batallón de Desminado del Ejercito de Colombia han desactivado 33 artefactos explosivos, producto del despeje de un poco más de 14 mil metros cuadrados de territorio.

De igual forma y en cumplimiento  a lo establecido en el Acuerdo, se definieron de la mano con la comunidad, proyectos de desarrollo social e infraestructura que buscan satisfacer sus demandas más sentidas, fortalecer la organización social y proveer capacidad técnica con miras a brindar bienestar y mejor calidad de vida a la población víctima del conflicto. La comunidad será protagonista de su futuro a través de la participación activa en el desarrollo de estos proyectos. Como aporte a la transformación y construcción de paz, se estudia la implementación de  proyectos de sustitución de cultivos de uso ilícito.

Los recursos para la implementación de los proyectos provienen del Gobierno Nacional a través del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Las delegaciones queremos resaltar el avance del plan piloto como medida de desescalamiento y la construcción de confianza, que ha permitido la evolución del proyecto para beneficio de la comunidad. Sin duda, este proyecto piloto, se constituye en un ejemplo palpable para el país como resultado, no solo de un proceso democrático en el territorio, sino además, como el fruto de las conversaciones que se adelantan en La Habana.

Así mismo, hacemos  un reconocimiento del trabajo profesional y abnegado de los soldados del BIDES y en especial al soldado Wilson Martínez, quien entregó su vida para devolverle la esperanza a la comunidad. También a la valiosa información proporcionada  por las FARC-EP, que permitió identificar las áreas peligrosas y la ubicación de los artefactos explosivos.

A la Organización Ayuda Popular Noruega (APN) nuestro reconocimiento por su trabajo para sacar adelante el plan piloto. A Cuba y Noruega, gracias por las garantías que han brindado al proceso. A la Gobernación de Antioquia y a la alcaldía del Briceño, valoramos su permanente apoyo.

Confiamos que antes de finalizar el año podamos devolver la tierra, libre de sospecha por la presencia de este tipo de artefactos explosivos a la comunidad, con el único propósito de  que sus habitantes puedan recobrar la tranquilidad y mantener la esperanza de un futuro mejor.

Share on FacebookTweet about this on Twitter