Oct 9, 2014

CCCM insiste en un acuerdo especial sobre minas en la instalación del nuevo Consejo Nacional de Paz

Foto Fundación Arcángeles. Campos de HALO Trust
Foto Fundación Arcángeles. Campos de HALO Trust

En el marco de la instalación formal del Nuevo Consejo Nacional de Paz, desarrollado este jueves en el Salón Bolívar de la Casa de Nariño y que contó con la presencia del presidente Juan Manuel Santos, los voceros de la sociedad civil Luis Sandoval y Ángela Cerón, señalaron en su discurso la urgente necesidad de que las partes negociadoras del Gobierno Nacional y de la guerrilla de las FARC-EP construyan un acuerdo especial sobre minas antipersonal antes de que se firmen los acuerdos de La Habana.

La Campaña Colombiana Contra Minas (CCCM) ha venido insistiéndole a las partes negociadoras, en diferentes espacios, la necesidad de construir este tipo de acuerdo antes de que se firmen los acuerdos de paz, para permitir la limpieza de estos artefactos explosivos de las fuentes de agua, escuelas, zonas recreativas y vías de uso comunitario en 57 zonas identificadas en el país.

“Un acuerdo así salva vidas, es conveniente, oportuno y ayuda en la construcción y consolidación de confianza entre los responsables de la negociación, las comunidades afectadas y la opinión pública, así como facilita el proceso de comprensión y reconciliación que requiere el país”, así lo ha dicho en reiteradas ocasiones Álvaro Jiménez Millán, director de la CCCM.

El Nuevo Consejo Nacional de Paz  fue instalado como un órgano independiente que contribuirá a preparar a las diferentes regiones del país de cara al postconflicto, a partir de la implementación de los acuerdos que se logren en La Habana, para superar la confrontación armada en el territorio nacional. El Consejo fue creado por Ley en 1990 durante la administración de Ernesto Samper, aunque desde 2007 no había sido convocado. El 28 de mayo se hizo la primera reunión de convocatoria en el Centro Nacional de Memoria Histórica.

Palabras de Álvaro Jiménez Millán

Esta invitación especial al Nuevo Consejo Nacional de Paz es el resultado del esfuerzo de muchas personas que integraron y que integran la CCCM, así como de las organizaciones aliadas y socios, que diariamente ponen su grano de arena para la construcción de una Colombia sin minas antipersonal.

Ahora, el principal esfuerzo se concentra en la conformación de los Consejos Territoriales de Paz, ya que este Nuevo Consejo Nacional de Paz debe tener sabor de región, de municipio, de vereda, de cabildo indígena, de consejo comunitario y de ciudadanía. Cada uno de los coordinadores departamentales de la CCCM, así como de los voluntarios de la misma, se deben convertir en impulsores de los Consejos Territoriales de Paz y en implementadores de una cultura de reconciliación.

Share on FacebookTweet about this on Twitter