Jul 11, 2011

Unicef y la CCCM acompañan a 14 caldenses víctimas de minas en su ruta de atención

orlando hernandez

El departamento de Caldas es uno de los más afectados por la problemática de erradicadores de cultivos ilícitos heridos por minas antipersonal. Desde 2006, la Campaña Colombiana Contra Minas ha registrado 61 erradicadores oriundos de este Departamento que han sufrido accidentes en diferentes regiones del país.

Teniendo en cuenta esta situación crítica, desde septiembre de 2010 UNICEF y la CCCM han trabajado con 14 víctimas de minas, varios de ellos erradicadores, para acompañarlos en la ruta de atención. Este acompañamiento consistió en asesoría para acceso a la atención médica gratuita y para la reclamación de los derechos de las víctimas, así como apoyo económico para desplazamientos y hospedajes.

A través de este convenio, también se lograron alianzas con otras organizaciones para beneficiar a las víctimas. Por ejemplo, el Centro de Estudios y Desarrollo Alternativo sobre Territorios de Conflicto y Violencia Social – CEDAT – le prestará asistencia psicológica a los sobrevivientes. Se gestionó el apoyo de la organización Pollus Center  para que Ernet Mazabel Trujillo, víctima de mina, consiguiera un proyecto productivo. El cuerpo de voluntarios de las Damas Rosadas participó en la logística para hospedar a las víctimas en Manizales.

Aunque los accidentes de los erradicadores no ocurrieron en Caldas, los afectados por MAP vuelven a sus municipios de origen para empezar su proceso de recuperación, por lo que el Departamento debe asumir los costos sociales y económicos de esta problemática. Los municipios más afectados por el reclutamiento de erradicadores en el Departamento son Manzanares, y La Dorada. Además de estos municipios, en el proyecto participaron víctimas provenientes de Pácora, Samaná, Pensilvania y Neira. Foto:  Luis David Acosta

Share on FacebookTweet about this on Twitter