Jul 7, 2014

Sobrevivientes de minas presentan sus propuestas en el primer Foro Regional sobre víctimas de las negociaciones de paz

Foto PNUD
Foto PNUD

Garantías en salud, pensión, vivienda, ingresos, educación, así como la creación de centros de rehabilitación física y psicológica públicos, tratamiento especial al enfoque diferencial de discapacidad, implementación de un acuerdo para el desminado humanitario y varias reformas a la Ley 1448, entre otras, fueron las propuestas que las víctimas de minas antipersonal expusieron en el primer Foro Regional sobre Víctimas, celebrado el 4 y 5 de julio en Villavicencio, Meta.

Los planteamientos fueron dados a conocer por los 13 representantes de las víctimas de minas antipersonal que asistieron al evento: 5 sobrevivientes del Caquetá; 3 sobrevivientes del Meta; 3 sobrevivientes de Bogotá – 2 de la Asociación Distrital de Sobrevivientes de Minas Antipersonal (ADISMAN), 1 sobreviviente y Luz Estela Navas, Coordinadora del Área de Asistencia a Víctimas de la Campaña Colombiana Contra Minas (CCCM). Asistió, además, un sobreviviente del Guaviare, otro del Vichada y una mujer del Vaupés, que actualmente reside en Casanare. Las personas, excepto 2 del Caquetá, fueron sugeridas por la CCCM y aceptadas por las organizaciones.

Participaron más de 500 personas de más de 15 hechos víctimizantes, los cuales fueron distribuidos en 12 mesas de trabajo que abordaron el reconocimiento de las víctimas; el reconocimiento de responsabilidad; satisfacción de los derechos de las víctimas; participación de las víctimas; esclarecimiento de la verdad; reparación de las víctimas; garantías de protección y seguridad; garantías de no repetición; principio de reconciliación y enfoque de derechos.

Propuestas de las víctimas

Manifestaron la urgente necesidad de reformar la Ley 1448 de 2011 o Ley de Víctimas. La reforma no solo debería ampliar los derechos de esta población, incluyendo las personas en condición de discapacidad y adultos mayores, en lo relacionado a pensión y vivienda, pero también debería hacerse e implementarse con la participación de las víctimas y con representantes de cada uno de los hechos victimizantes y enfoques diferenciales.

Según las víctimas, se debe garantizar la pensión – de un salario mínimo como parte de la reparación integral – para aquellas personas víctimas del conflicto armado que adquieren pérdida mayor o igual al 30% de la capacidad laboral.

La vivienda y la generación de ingresos a través de proyectos productivos sostenibles – por un monto no menor de 30 millones de pesos por núcleo familiar a los grupos de especial protección constitucional – también debe ser una prioridad y una garantía.

La educación superior debe ser un derecho de fácil y prioritario acceso para las víctimas y sus núcleos familiares. Se deben disponer condiciones dignas que garanticen la plena permanencia de los beneficiarios.

La salud debe ser un derecho prioritario y debe tener en cuenta el enfoque diferencial de las víctimas de minas antipersonal, municiones sin explotar y en condición de discapacidad, con el propósito de dignificar su estado, evitando la revictimizar de su condición.

Es crucial la creación de por lo menos un centro de rehabilitación – física y psicológica – de carácter público en cada departamento. En estos centros, se debe atender las necesidades específicas de las víctimas en condición de discapacidad y se debe evitar el desarraigo de la población; teniendo en cuenta los desplazamientos que se generan actualmente por la rehabilitación.

Al enfoque diferencial de discapacidad se le debe dar una tratamiento especial y prioritario en la ejecución de todos los proyectos, programas, y convenios, dado las condiciones de vulnerabilidad de esta población, manifestaron las víctimas.

También exigieron que se implemente un acuerdo parcial sobre el desminado humanitario de los lugares de especial protección humanitaria como lo son los centros de salud, instituciones educativas, fuentes de agua, caminos de las veredas, etc.- de todo el territorio nacional que tenga afectación por la presencia o sospecha de minas antipersonal. Según las víctimas esto aliviaría la zozobra y el sufrimiento de las comunidades que viven en esas regiones. Esto se realizaría con el apoyo de las FARC.

Las víctimas manifestaron finalmente que sus voceros y representantes deben ser elegidos no como cuotas políticas ni nombrados a dedo como se habría venido presentando. También exigieron la participación de un representante por el hecho víctimizante de minas antipersonal, en la delegación que representará a las víctimas en las negociaciones en La Habana, con relación al punto 5 de la Agenda de Negociación.

El 7 de junio la Mesa de Conversaciones del Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC-EP le solicitó a la Organización de las Naciones Unidas en Colombia (ONU) y al Centro de Pensamiento y Seguimiento a los Diálogos de Paz de la Universidad Nacional, organizar y sistematizar 3 Foros Regionales – en Villavicencio, Barrancabermeja y Barranquilla – y un Foro Nacional en Cali, sobre el tema de Víctimas.

El objetivo de los foros consiste en recibir y sistematizar las propuestas de las víctimas, y de la ciudadanía en general, sobre el tema de Víctimas en cuanto a los principios sobre este tema acordado por la Mesa de Conversaciones en la Habana, Cuba. De igual manera, construir un espacio para el reconocimiento de los derechos y la dignificación de las víctimas del conflicto armado.

“El tema de víctimas es quizás el más difícil y a la vez más importante del proceso de paz”, afirmó Fabrizio Hochschild, coordinador residente y humanitario de la ONU, durante la rueda de prensa en la cual junto con Alejo Vargas, director del Centro de Pensamiento y Seguimiento a los Diálogos de Paz de la Universidad Nacional, presentaron cómo se desarrollarán los foros que tendrán lugar entre julio y agosto.

Las víctimas tendrían las llaves para abrir las puertas de la paz en Colombia, según, Hochschild “porque el temas más controversial en el proceso de paz es el tema de la justicia: Quienes tendrán la última palabra sobre justicia son las víctimas. En segundo lugar, porque no habrá paz sostenible sin reconciliación. Quienes mejor pueden liderar cualquier proceso de reconciliación son las víctimas. Y en tercer lugar, porque si un proceso de paz deja insatisfecha a la mayoría de las víctimas no será ni ético ni sostenible”.

Por su parte, Alejo Vargas aseguró que se está “buscando la participación de las víctimas de todos los hechos victimizantes, ya que naturalmente hay limitaciones en un universo tan grande de víctimas en Colombia, por lo cual estamos buscando el mayor equilibrio posible entre los 18 sectores sociales y poblaciones que hemos identificado”.

TEMÁTICA A TRATAR

Los Foros se centrarán en el tema de víctimas.

Para la recolección de las propuestas se tendrá en cuenta: el reconocimiento de las víctimas; el reconocimiento de responsabilidad; satisfacción de los derechos de las víctimas; participación de las víctimas; esclarecimiento de la verdad; reparación de las víctimas; garantías de protección y seguridad; garantías de no repetición; principio de reconciliación y enfoque de derechos.

CRONOGRAMA DE LOS FOROS

  • Foro Regional en Villavicencio (4 y 5 de julio)

Se convocaron a personas de los departamentos de Meta, Caquetá, Guaviare, Vichada, Guainía, Vaupés, Amazonas, Casanare, Cundinamarca, y Bogotá.

  • Foro Regional en Barrancabermeja (10 y 11 de julio)

Se convocaron a personas de los departamentos de Antioquia, Norte de Santander, Arauca, Boyacá, Bolívar y Cesar.

  • Foro Regional en Barranquilla (17 y 18 de julio)

Se convocaron a personas de los departamentos de San Andrés y Providencia, Guajira, Magdalena, Atlántico, Córdoba, Bolívar, Sucre y Cesar.

  • Foro Nacional en Cali (3 al 5 de agosto)

Se convocaron a personas de Chocó, Valle del Cuca, Nariño, Putumayo, Tolima, Caldas, Risaralda, Quindío y Huila.

PRINCIPIOS SOBRE LA PARTICIPACIÓN

Se convocará a 400 participantes en cada uno de los Foros Regionales y 1.200 en el Foro Nacional.

Se buscará asegurar una participación equilibrada y pluralista; dar prioridad a la participación de víctimas directas; garantizar la participación de víctimas de agentes del Estado, guerrillas y paramilitares; asegurar la representación de víctimas de los principales hechos victimizantes que han tenido lugar a lo largo del conflicto armado; promover la participación de organizaciones locales de víctimas y garantizar que la participación se oriente hacia propuestas pertinentes, relacionadas con la satisfacción de los derechos de las víctimas del conflicto.

En los foros el 50% de los participantes serán mujeres.

Serán invitados representantes de 18 sectores sociales y poblaciones:

  • Gremios y organizaciones del sector empresarial
  • Organizaciones y movimientos campesinos
  • Poblaciones y organizaciones afro-descendientes
  • Organizaciones de mujeres
  • Centrales y organizaciones sindicales
  • Partidos políticos con personería jurídica
  • Movimientos políticos y sociales
  • Organizaciones defensoras de derechos humanos
  • Programa de desarrollo y paz e iniciativas nacionales territoriales de paz
  • Iglesias
  • Sector académico, universidades y centros de investigación
  • Organizaciones juveniles
  • Organizaciones LGBTI
  • Organizaciones raizales, palanqueros y Rom
  • Organizaciones ambientalistas
  • Asociaciones de medios de comunicación y directivos.

METODOLOGÍA

Los foros se desarrollarán a través de distintas actividades que se integrarán de manera coherente y complementaria para garantizar una participación amplia y plural. Estas actividades comprenderán presentaciones, mesas de trabajo, sesiones plenarias y actos simbólicos de dignificación y reconocimiento de los derechos de las víctimas.

Tomado y adaptado del comunicado Comienzan Foros sobre Víctimas de la página web de la Universidad Nacional de Colombia.

Documentos de interés

Lea. Comienzan los Foros sobre Víctimas

Lea. “Las minas antipersonal son un armas inhumana”: Papa Francisco

Lea. Importancia de la Asistencia a Víctimas de Minas Antipersonal en Colombia

Share on FacebookTweet about this on Twitter