Sep 10, 2015

Nueve heridos y tres muertos por MAP, MUSE y AEI en las dos últimas semanas de agosto

Foto ICBL
Foto ICBL

El mes de agosto de 2015 cierra con un reporte poco común sobre el incremento del número de víctimas a causa de la detonación de minas antipersonal (MAP), municiones sin explotar (MUSE) y artefactos explosivos improvisados (AEI) en Colombia, con nueve personas heridas y tres fallecidas, tres de ellas menores de edad, en un período de tan sólo dos semanas.

Los accidentes se registraron en las áreas rurales de los municipios de Turbo, Yarumal y Tarazá (Antioquia), Curillo y La Montañita (Caquetá), Corinto (Cauca), Tumaco (Nariño) y Hacarí (Norte de Santander). Llama la atención la consecución de estos accidentes en un período tan corto, dada la diferencia temporal que acostumbra a separar a estos episodios.

El primero de estos accidentes se registró en la vereda Cumará Alto, en el municipio de Hacarí (Norte de Santander), cuando el pasado 13 de agosto un adolescente de 14 años salió de su vivienda para echar agua a unas matas que había cerca de su casa y se paró sobre una mina antipersonal, la cual activó y le causó la muerte al instante. El suceso fue confirmado por el alcalde de Hacarí, quien, según recoge el diario El País de Cali, aseguró que “la tragedia fue en una zona apartada del casco urbano que queda a 4 horas, por eso la noticia” se conoció al día siguiente (14 de agosto).

Tres días después, el 17 de agosto, en la vereda la Esmeralda del municipio de Curillo (Caquetá), en un sector limítrofe con el departamento de Putumayo, un hombre cayó en una mina antipersonal. Según relató el padre de la víctima, los dos se encontraban realizando tareas de la finca, cuando la víctima pisó el artefacto, el cual le causó graves afectaciones, con heridas en el brazo derecho, fractura de cúbito y radio, lesiones en la pierna izquierda y heridas en el rostro debido a las esquirlas.

“Estábamos los dos, cuando de repente pisó algo y se escuchó fue el estruendo, enseguida cayó mal herido y tuvimos que trasladarlo al hospital de Curillo, allí lo atendieron y nos mandaron para Florencia”, declaró el padre de la víctima, de acuerdo con las declaraciones recogidas por el periódico El Líder Caqueteño.

Ese mismo día, una mujer de 56 años pisó un artefacto mientras se dirigía a recolectar plátano en su finca, en la vereda Azúcar, municipio de Tumaco. De acuerdo con el relato de una amiga que se encontraba a 10 metros por delante, ambas se dirigían hacia la plantación cuando ella escuchó una detonación. La primera mujer fue atendida de urgencias en Tumaco, donde se le amputó la parte inferior de su pierna, pero falleció a causa de las heridas un día después, informó la Secretaría de Gobierno de Tumaco.

La mujer que la acompañaba, y quien relató los hechos, también resultó herida de menor gravedad, con afectaciones auditivas y psicológicas.

El pasado 19 de agosto otros tres hombres resultaron heridos en el departamento de Antioquia.  Dos de ellos eran trabajadores de una empresa contratista de EPM, quienes se encontraban en una zona boscosa del corregimiento de Ochalí, en el municipio de Yarumal, donde la empresa tiene varias torres de energía. Otro hombre, un campesino mayor de edad, sufrió la amputación de su pierna izquierda al caer en un campo minado mientras realizaba labores de erradicación de cultivos de coca en la vereda El Tigre, Turbo.

Asimismo, tres nativos nasas, entre ellos un menor de edad, resultaron heridos tras la explosión el 24 de agosto de un artefacto que estaba en un campo minado en zona rural del municipio de Corinto, en el norte del departamento del Cauca, cuando, de acuerdo con las autoridades, los indígenas desarrollaban labores de limpieza en un predio de la vereda Las Guacas. Las víctimas fueron trasladadas con un helicóptero del Ejército a Cali, donde fueron atendidos de emergencia.

A estas víctima se sumó otro menor de edad, quien ese mismo día pisó una mina antipersonal en la vereda Holanda Baja, zona rural del municipio de La Montañita (Caquetá). Según versiones de la familia, el menor de 13 años se encontraba cortando caña junto a su papá y su hermano, cuando al parecer, activó la mina. El adolescente sufrió la amputación de su pierna derecha y varias heridas a causa de las esquirlas.

Finalmente, un joven de la vereda Agua Clara, municipio de Puerto Guzmán, Putumayo, salió el 29 de agosto a trabajar de forma habitual, pero tras cuatro días de no tener noticias suyas la comunidad salió a buscarlo y lo encontró muerto. La Dirección para la Atención Integral Contra las Minas Antipersonal (DAICMA) constató con Medicina Legal que la pólvora hallada se correspondía con un artefacto explosivo improvisado.

La Campaña Colombiana contra Minas tiene conocimiento de otro hombre afectado en el municipio de Tarazá (Antioquia), aunque por el momento se desconoce su estado de salud y más información al respecto.

Share on FacebookTweet about this on Twitter