Mar 11, 2014

Medellín será la sede de la Conferencia mundial sobre asistencia a víctimas de minas antipersonal

140304-ginebra-minas-hm

Bajo el lemaTendiendo Puentes entre Mundos, más de 300 personas, entre especialistas e invitados internacionales y nacionales, intercambiarán conocimientos y experiencias que permitan fortalecer los procesos para garantizar los derechos y la atención de los sobrevivientes y otras personas con discapacidad, el próximo 3 y 4 de abril en la ciudad de Medellín.

“La Conferencia será un escenario para ratificar el compromiso de Colombia con las víctimas de minas antipersonal, así como con las demás víctimas del conflicto armado. Desde el Gobierno Nacional hemos logrado avanzar en los mecanismos de protección, garantía y goce efectivo de derechos para esta población. La Ley 1448 es sin lugar a dudas un referente para el mundo ya que busca recomponer el tejido social y el camino hacia el perdón y la reconciliación”, indicó el Vicepresidente de la República, Angelino Garzón.

Por su parte el Director del Programa Presidencial para la Acción Integral contra Minas Antipersonal (PAICMA), Daniel Ávila, expresó que la asistencia es una labor a largo plazo orientada a promover el desarrollo integral de las comunidades y promover la vida digna de las personas más afectadas por los conflictos armados. “Para garantizar la sostenibilidad es importante apoyar los esfuerzos que adelantan los Estados con la cooperación y asistencia en la materia, que puedan proveer otros países, organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales”, dijo Ávila.

Según el Monitor de Minas Terrestres 2012, Colombia ocupa el segundo lugar en nuevas víctimas a nivel mundial después de Afganistán y seguido por Camboya. “A pesar de haber disminuido el número total de víctimas totales, estos tres países (Afganistán, Colombia y Camboya) registran el mayor número de víctimas por año en los pasados 14 años. Juntos representan el 38% de las víctimas desde 1999”, según expresa el informe.

En Colombia estos artefactos, utilizados de manera indiscriminada por los grupos armados no estatales, han dejado como víctimas a 10.657 personas desde 1.990 a 28 de febrero de 2014. De estas, 8.496 han resultado heridos y 2.161 perdieron la vida. Los menores de edad registran cerca del 10% de la población afectada (1.071). 840 resultaron heridos y 231 fallecieron.

Al respecto, Garzón denunció una vez más que el uso de estos artefactos explosivos pone en riesgo a las comunidades, ya que no distinguen entre niños o niñas, adolescentes, mujeres, adultos mayores, indígena o afrodescendientes.

“Esta práctica genera temor y zozobra e impide el desarrollo económico, social y cultural en el territorio. Por esta razón, exigimos a las FARC y al ELN comprometerse, públicamente, al cumplimiento de los mínimos humanitarios en el marco de los diálogos de Paz que actualmente adelanta con el Gobierno Nacional”, señaló el Vicepresidente.

En una carta abierta fechada el 4 de febrero de 2014, Garzón expresó, entre otras cosas, que la paz es posible si la guerrilla finaliza de manera inmediata la instalación de minas antipersonal y contribuye, con el Estado y la comunidad internacional, al desminado humanitario de zonas agrarias afectadas.

La Conferencia cuenta con el respaldo financiero de la Unión Europea, del Gobierno Nacional y varios de sus cooperantes. La UE brinda su apoyo a través de una Decisión del Consejo que busca avanzar en la implementación de los objetivos humanitarios de la Convención. Esta Decisión del Consejo de la UE ha ayudado a tender puentes a nivel nacional entre la asistencia a víctimas con esfuerzos más amplios de discapacidad en Etiopía, Perú y Tayikistán.

Tomado y adaptado de la página web del PAICMA

Share on FacebookTweet about this on Twitter