Oct 7, 2014

Condenan la instalación de artefactos explosivos en una escuela en el Cauca

DESACTIVACIÓN INZÁ 1

Preocupados amanecieron el pasado lunes 6 de octubre la comunidad educativa de la Institución Agrícola y Microempresarial del Corregimiento de San Andrés de Pisimbalá, en el municipio de Inzá, en el departamento del Cauca, por la presencia de varios artefactos explosivos que se encontraban instalados en el parque de la escuela donde más de 80 estudiantes diariamente recibían clases y realizaban actividades de descanso y juego al aire libre.

La Personería de Inzá habría comunicado a las autoridades competentes sobre la instalación de los explosivos improvisados el domingo 5 de octubre.

La Defensoría del Pueblo manifestó su preocupación por esta incuestionable violación al Derecho Internacional Humanitario (DIH) y a los Derecho Humanos, y reiteró en un comunicado de prensa el llamado a los grupos armados no estatales que operan en la región para que excluyan a la población civil de la confrontación y entiendan que negociar en medio del conflicto no significa desconocer el respeto por los derechos humanos.

“Si bien, debido a la semana de receso escolar la presencia de estudiantes y profesores en la institución educativa disminuye, los explosivos representan una amenaza para los pobladores”, señaló la Defensoría. Esta institución envío el 9 de febrero de 2014 un informe de riesgo, en el cual advirtió sobre las preocupantes condiciones de vulnerabilidad para 2.250 habitantes del municipio de Inzá debido al asedio de la guerrilla.

“Sembraron minas en el parquecito infantil, donde los niños de San Andrés, una de las sedes de la institución, hacen su recreo y juegan. Nosotros no entramos, pero gracias a Dios no nos pasó nada. No sabemos quién las instaló. Ellos tuvieron tiempo para abrir las zanjas y uno pregunta y nadie se dio cuenta”, dijo en entrevista con el medio de comunicación Blu RadioManuela Silva, rectora de un colegio en San Andrés.

Voceros del Gobierno Nacional habrían confirmado a la Defensoría del Pueblo que una comisión de expertos de la Fuerza Pública fue a la zona a verificar y a desactivar los artefactos explosivos instalados. Al respecto, en diálogo con Blu Radio, el Coronel Albeiro Pérez, Comandante de la Brigada Móvil 29, aseguró que al área asistió un grupo de manejo de artefactos explosivos y la Tercera División del Ejército Nacional realizó “procedimientos para poder llegar al sector”.

La Defensoría del Pueblo señaló en un comunicado emitido en horas de la tarde de este martes que “luego de repeler un hostigamiento por parte de presuntos miembros de la guerrilla de las FARC-EP, situación que incrementó el riesgo para los habitantes del corregimiento de San Andrés, en Inzá (Cauca), y para un grupo de estudiantes universitarios que viajaron a esa población con el fin de realizar un proyecto académico, unidades adscritas al Grupo Marte del Ejército Nacional desactivaron los cuatro artefactos instalados por presuntos integrantes del sexto frente del mencionado grupo guerrillero, en pleno parque infantil de una escuela ubicada a escasos metros de donde fue enterrado el material detonante”. En la comunicación, la Defensoría insiste en su llamado a los grupos en confrontación para que respeten los derechos humanos y el DIH.

“Quiero condenar una vez más, de la manera más enérgica y determinante, el hecho que se descubrió en Inzá, en el Cauca, que viola todo lo que establece el DIH: la colocación de unas minas antipersonal a cinco metros de un colegio y a diez metros de una iglesia”, dijo Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia. “Nada justifica la colocación de minas antipersonal. Ese es un hecho de barbarie que condenamos”, agregó.

Según la Defensoría del Pueblo, en la zona harían presencia miembros del Sexto Frente de las FARC-EP, pero la responsabilidad de la instalación de las minas antipersonal no pudo ser establecida y confirmada por la Personería y la Secretaría de Gobierno de Inzá. En total, 400 estudiantes habría sido afectados por la suspensión de todas las actividades de la región.

La Coordinación Departamental de la Campaña Colombiana Contra Minas (CCCM) en el departamento del Cauca, con apoyo de la Fundación Social Valle de Pubenza, aseguró que “se está coordinando con la Secretaría de Gobierno y Secretaría de Educación Departamental, para realizar talleres de Educación en el Riesgo de Minas Antipersonal y en Emergencia”.

Situación del departamento del Cauca

De acuerdo con la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal (DAICMA) se han registrado 540 víctimas entre civiles y militares por minas antipersonal y municiones abandonadas sin explotar desde 1990 hasta la fecha. En lo que va del 2014 se han registrado 9 personas afectadas por estos artefactos explosivos en los municipio de Corinto, López y Suárez, de los cuales 7 fueron heridos y 2 perdieron la vida.

Los testimonio recogidos de los pobladores de la región indican que en la parte alta de las montañas constantemente se escuchan combates entre guerrilleros y miembros de la Fuerza Pública. Esto sucede porque el municipio de Inzá –entre otros como Jambaló, Toribío y Caloto- y especialmente el nororiente del Cauca, es una región montañosa y estratégica, ya que es la entrada al Cañón de las Hermosas. Esta zona comunica al departamento del Cauca con otros de la Cordillera Central, como Huila, Tolima y Caldas.

Share on FacebookTweet about this on Twitter