Jun 27, 2013

Autoridades deben garantizar la protección de la población civil ante crítica situación humanitaria en el Catatumbo

Foto Juan Santacruz
Foto Juan Santacruz

La Campaña Colombiana Contra Minas, organización no gubernamental nacional, en desarrollo de su labor misional,  preocupada por la situación humanitaria que vive la región del Catatumbo (Norte de Santander) que desde hace más de quince días vive una movilización campesina, hace un llamado al Gobierno Nacional, a las Fuerzas Militares, de Policía y demás organismos de seguridad del Estado, que han intervenido, intervienen e intervendrán dicha situación, a respetar el derecho de la población civil de manifestarse y adelantar propuestas en virtud de la falta de soluciones estructurales que permitan condiciones dignas de vida a las familias campesinas de la región.

Así mismo, nos permitimos exigir basados sobre el marco del Derecho Internacional Humanitario y el principio de distinción incluido en él, la protección de civiles. Por lo tanto, deploramos los hechos denunciados por la Comisión de Verificación Humanitaria de Carácter Extraordinario, por los mismos campesinos afectados, por organizaciones internacionales y nacionales, y algunos de medios de comunicación, sobre acciones violentas, disparos, amenazas, encarcelamientos, y otras violaciones a los derechos humanos, de los cuales han sido víctimas los campesinos por parte de miembros de la fuerza pública.

Le recordamos al Gobierno Colombiano, que estas personas son campesinos, trabajadores, civiles y colombianos, y que por lo tanto les cobijan los mismos derechos que a cualquier nacional. En consecuencia, cualquier acción que atente contra ellos va en contravía de la normatividad nacional e internacional, y será única y exclusivamente responsabilidad de aquellos que por ley tuvieron que haberles protegido.

Así mismo, instamos a todas las organizaciones que tengan como menester la prevención en el riesgo, a adelantar acciones que permitan la reducción de accidentes por minas antipersonal, municiones sin explotar y artefactos explosivos improvisados, sobretodo previendo un posible retorno de los campesinos a través trochas y caminos contaminados por este tipo de armas.

Por último planteamos la necesidad de lograr un acuerdo especial para la erradicación de las minas antipersonal en el departamento de Norte de Santander, razón por la cual hacemos extensiva la invitación a la Gobernación departamental para adelantar gestiones y concretar este compromiso con su población.

Por último planteamos la necesidad de lograr un acuerdo especial para la erradicación de las minas antipersonal en el departamento de Norte de Santander, razón por la cual hacemos extensiva la invitación a la Gobernación departamental para adelantar gestiones y concretar este compromiso con su población.

Share on FacebookTweet about this on Twitter