Nov 30, 2009

Activistas piden a los gobiernos acciones concretas contra las minas antipersonal en la Cumbre de Cartagena

6916557177_5ee9f2ddc1_o

Cartagena de Indias (Colombia), 30 de noviembre de 2009.– Más de mil activistas, sobrevivientes, profesionales de la acción contra minas, expertos en desarrollo y representantes de gobiernos de todo el mundo, se encontrarán en Colombia esta semana en la Cumbre de Cartagena “Por un Mundo Libre de Minas Antipersonal”, incluidos docenas de representantes de alto nivel y dignatarios de diferentes gobiernos.

La Cumbre de Cartagena, que se desarrollará del 29 de noviembre al 4 de diciembre, es la Segunda Conferencia de Revisión del Tratado para la Prohibición de las Minas y su objetivo es evaluar el progreso realizado por los gobiernos, así como identificar las acciones que se requieren para alcanzar plenamente el ideal de un mundo libre de minas antipersonal.

La Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas -ICBL con una fuerte delegación de 400 representantes de cada una de las regiones del mundo, solicitó a los gobiernos que vayan más allá de las promesas y declaraciones de apoyo y se comprometan a realizar acciones concretas en un plazo determinado para cumplir con los propósitos conjuntos en cuanto a asistencia a víctimas, limpieza de áreas minadas y destrucción de arsenales. “El Tratado para la Prohibición de las Minas ha hecho grandes y tangibles progresos en los últimos 10 años tanto en el alivio del sufrimiento causado a las personas por las minas antipersonal como en la prevención de nuevos sufrimientos”, dijo Steve Goose, jefe de la delegación de la ICBL.

“El Tratado ha llevado a la casi detención del uso de este arma a nivel global, a la destrucción de decenas de millones de minas almacenadas y a una enorme expansión del desminado, de programas de educación en el riesgo y de asistencia a víctimas. Este éxito se debe en gran medida a la colaboración continua entre gobiernos y sociedad civil. Esta asociación necesita reafirmarse y mantenerse más que nunca en esta próxima fase llena de retos en la historia del Tratado”, agregó.

A pesar del hecho de que la proporción de víctimas ha ido disminuyendo de manera estable en la última década, el menor progreso de entre los mayores sectores de la acción contra minas, se ha dado en la asistencia a víctimas, en términos de financiación y suministro de servicios. Cientos y miles de personas necesitan urgentemente más y mejor asistencia.

“En los últimos 10 años, nosotros, los sobrevivientes hemos hecho mucho por nosotros y también por otros sobrevivientes. Solicitamos más acciones por parte de los gobiernos, pero no estamos mendigando”, dijo Tun Channareth, sobreviviente de mina y embajador de la ICBL en Camboya.

“Compromisos concretos en cuanto a la limpieza de áreas, educación en el riesgo de minas y proyectos de inclusión socio-económica para los sobrevivientes son del interés de todo el mundo porque esto traerá una mayor paz, seguridad y prosperidad”, añadió.

A pesar de la limpieza de más de 2,2 millones de minas antipersonal colocadas desde 1999, cumplir con el plazo de diez años establecido en el Tratado está resultando ser un reto formidable.

“El año pasado se concedieron prórrogas a quince Estados parte cuyos plazos vencían en 2009, y cuatro Estados más van a pedir prórrogas durante esta semana”, dijo Tamar Gabelnick, directora de Aplicación del Tratado, de la ICBL.

“Necesitamos que los gobiernos presentes en esta Cumbre se comprometan política y financieramente a garantizar que los plazos sobre desminado se cumplen y que hay recursos para estados gravemente afectados que los necesitan”, consideró.

El ochenta por ciento de los países del mundo son parte del Tratado para la Prohibición de las Minas, con sólo 39 – donde se incluyen China, India, Pakistán, Rusia y los Estados Unidos – que no lo han firmado. Sin embargo, la mayoría de estos países están cumpliendo de facto con aspectos clave del Tratado, tales como el no uso, venta y producción de minas. Myanmar y Rusia son los únicos países que en los últimos años han usado minas antipersonal junto con grupos armados no estatales en unos siete países.

“En menos de 10 años, las minas antipersonal han sido estigmatizadas como un arma inaceptable en todo el mundo, incluyendo países que siguen fuera del Tratado”, dijo Sylvie Brigot, directora ejecutiva de la ICBL.

“Esto también se puede ver por las muestras de apoyo cada vez mayores de Estados no parte del Tratado que estarán presentes en la Cumbre de Cartagena. Lo anterior nos reafirma aún más en la creencia de que un mundo libre de minas antipersonal es una misión posible”, concluyó.

Para entrevistas, por favor ponerse en contacto con: Amelie Chayer, responsable de comunicaciones de la ICBL (Inglés y Francés) Celular: +57 320 201 7721 E-mail: media@icbl.org

Aránzazu Sánchez Viu, miembro del equipo de prensa de la ICBL. (Inglés y Español) Celular: +57 321 301 0845 E-mail: arantxa@icbl.org

Share on FacebookTweet about this on Twitter