Dec 3, 2015

Pintar de colores las paredes de la guerra

IMG_1362

Convertir las paredes que otrora vieron la crueldad del conflicto armado en un precioso atardecer llanero y lograr reconstruir un espacio deteriorado y olvidado en un nuevo lugar de encuentro para toda la comunidad.

Con este objetivo los habitantes de Bocas del Ele, un centro poblado del corregimiento de Cañas Bravas, municipio de Arauca, altamente afectado por el conflicto armado interno y con un elevado número de víctimas de minas antipersonal (MAP), municiones sin explotar (MUSE), artefactos explosivos improvisados (AEI) y remanentes explosivos de guerra (REG), se reunieron los pasados 20 y 21 de noviembre en el salón comunitario cercano a la escuela.

En el marco del Convenio que la Campaña Colombina Contra Minas (CCCM) adelanta con Handicap International para asistencia a las víctimas del Nororiente,  en el componente de Acceso a deportes y actividades lúdico-recreativas para generar espacios comunitarios en las poblaciones afectadas por MAP/MUSE/AEI/REG, se coordinó esta actividad, que unió a los habitantes de Bocas del Ele para untar sus pinceles en colores y reconvertir ese espacio deteriorado en un nuevo punto de encuentro.

Recinto antes de la intervención
Recinto antes de la intervención

Entre los participantes se encontraba Ofreyman Peña y Rossi Julieth Borda, sobreviviente de minas antipersonal del corregimiento de Pueblo Nuevo, quienes se encargaron de realizar un mural central con un hermoso paisaje llanero, inspirado por la comunidad.

“Representa la vida, los sentimientos. Bocas del Ele ha sido tan golpeado, es un rincón del departamento de Arauca alejado, y olvidado por el Estado colombiano. Es ver algo nuevo, algo que estaba deteriorado,  apagado. Escuchar a la misma comunidad diciendo ‘ahora sí se parece mucho a Bocas del Ele, estamos cambiando, queremos la paz, nos gusta, se ve más bonito’”, explicó el coordinador de la CCCM en Arauca, Guillermo Murcia.

“Cuando llegamos allá había un salón inmenso que hace un par de años donaron, pero que ya se había ido deteriorando, estaba mal pintado, no tenía ventiladores, las sillas estaban dañadas y pensamos que sería muy interesante reconstruirla”, agregó.

Y el estreno no se hizo esperar. Con motivo de la ceremonia de graduación, el pasado viernes 27 de noviembre, el salón reunió a los más pequeños y sus familiares para celebrar el cierre del año escolar. Contó además con la participación de varios de ellos en el concurso “La voz kids”, una versión local del programa televisivo en el cual los niños y niñas sometieron a votación del jurado sus dotes de canto.

Trabajos de remodelación y pintura. Foto CCCM
Trabajos de remodelación y pintura. Foto CCCM

“Tal vez no son los mejores cantantes ni tienen los mejores instrumentos, pero se les está cambiando el sentido a una comunidad. Antes el miedo de los papás era que se fueran a combatir porque era lo cotidiano y ver que los niños están pensando en otra cosa, le están apostando a cantar, que puedan salir y expresarse enfrente de la comunidad eso es algo que ya llama mucho la atención porque se están dejando los temores a un lado, antes se debía pedir permiso para todo y hoy en día podemos entrar e inventar cosas con la comunidad”, concluyó Murcia.

Durante el evento, también se hizo un reconocimiento expreso a aquellos padres de familia que se han involucrado en la vida de la escuela y, en especial, en la organización de este día.

Trabajos de remodelación y pintura. Foto CCCM
Trabajos de remodelación y pintura. Foto CCCM

Por primera vez tras veinte años, el coordinador de la CCCM, quien hace diez años también sufrió un accidente con una mina antipersonal, recuerda que 2015 no ha registrado ninguna víctima civil, un logro fruto de años de implementación de talleres de Educación en el Riesgo de Minas (ERM), y de una tregua unilateral de las FARC, que ha reducido el número de incidentes causados por el conflicto armado interno en la región.

This slideshow requires JavaScript.

Share on FacebookTweet about this on Twitter