Jan 13, 2014

Conoce los principios que guían la Acción Integral Contra Minas Antipersonal en Colombia

logo_sin_minas

Guiados por el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, el Derecho Internacional Humanitario, las leyes colombianas, la Convención de Ottawa, la Convención sobre Municiones en Racimo, la Convención sobre ciertas Armas Convencionales, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y de todos los estándares internacionales aplicables, y en consistencia con los Principios de las ONGs internacionales y el código de conducta del movimiento de la Cruz Roja, los abajo firmantes (aparecen al final de documento en orden alfabético), como agencias nacionales e internacionales de Acción Humanitaria reafirmamos los siguientes principios rectores para poder aplicar una Acción Humanitaria contra Minas efectiva en Colombia.

Los abajo firmantes y nuestro personal nos comprometemos a cumplir con los siguientes 10 principios en la medida permitida por la ley aplicable:

1. Imperativo Humanitario: El objetivo de la acción humanitaria contra las minas, en Colombia como en otros lugares, es proteger a la población civil de los efectos indiscriminados de las minas antipersonal, otros artefactos explosivos improvisados y de los restos explosivos de guerra para salvar vidas, eliminar las barreras de acceso, y para liberar tierra productiva para el uso por parte de las comunidades más vulnerables. La Acción contra Minas abarca el estudio de las zonas de presunto peligro, la limpieza de las zonas peligrosas confirmadas, la Educación en el Riesgo de Minas, la Asistencia a las Víctimas, la destrucción de arsenales de minas y el cabildeo de Acción contra Minas.

2. Imparcialidad: Se proporciona asistencia sin discriminación basada únicamente en las necesidades identificadas, independientemente de la ubicación, el origen étnico, la condición social o religión, las opiniones políticas, y en consideración del género. No se acepta que nuestra asistencia, vehículos o instalaciones sean usados por cualquiera de las partes en el conflicto.

3. Neutralidad: Los actores de la Acción contra Minas no toman partido en el conflicto o en la violencia armada ni entran en controversias de naturaleza política, étnica, religiosa o ideológica. Las acciones son únicamente en nombre de las comunidades afectadas y sus principales necesidades.

4. Independencia: Se rechaza cualquier interferencia, ya sea política, ideológica o económica, que pueda poner en riesgo el curso de acción diseñado en el marco de todos los principios declarados.

5. Respeto a la Dignidad Humana: Se propende por el respeto del Derecho Internacional Humanitario y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Trabajamos prioritariamente en respuesta a las necesidades expresadas por las comunidades locales a través del respeto a la dignidad de las personas, su cultura, su religión y sus costumbres.

6. Consulta y Participación: Se promueve la participación de las comunidades y autoridades locales en el diseño, planificación y evaluación de los programas implementados para su beneficio.

7. Transparencia y Rendición de Cuentas: Se promueve una interlocución permanente con las comunidades priorizadas, facilitando el intercambio de información y las relaciones de confianza. Nos aseguramos de que nuestro trabajo sea transparente y promovemos buenas prácticas de gestión en el desarrollo de nuestras acciones.

8. Sostenibilidad: Uno de los objetivos de la acción humanitaria contra minas es fortalecer las capacidades locales mediante la adaptación de sus actividades a las circunstancias locales. La sostenibilidad como criterio de calidad, debe abordar aspectos individuales, comunitarios e institucionales.

9. Coordinación: En aras de garantizar la eficacia y la optimización de los recursos es necesario facilitar y mantener vínculos y mecanismos de articulación con el Gobierno, las comunidades, las autoridades locales y todos los demás involucrados.

10. Seguridad, Protección y Acceso: La integridad del personal humanitario debe ser respetada y protegida. El acceso a las comunidades necesitadas de la Acción contra Minas debe ser garantizado en espacios humanitarios. Firmantes: Arcangeles Grupo Social Empresarial Campaña Colombiana Contra Minas (CCCM) Danish Demining Group (DDG) FSD Handicap International Llamamiento de Ginebra. Geneve Call Norwegiean People’s Aid OCHA PNUD Unicef UNMAS

Share on FacebookTweet about this on Twitter