Mar 1, 2010

11 años en la acción contra minas antipersonal

Equipo de Human Rights Watch insta al Gobierno de Estados Unidos a unirse a la Convención de Ottawa. Foto ICBL
Equipo de Human Rights Watch insta al Gobierno de Estados Unidos a unirse a la Convención de Ottawa. Foto ICBL

Aniversario del Tratado para la Prohibición de las Minas

Once años después de que el Tratado para la Prohibición de Minas se volvió una ley internacional vinculante, activistas por todo el mundo están intensificando su llamado para que Estados Unidos se adhiera.

EE.UU declaró el pasado noviembre de 2009 que había empezado una revisión de su política sobre minas antipersonal. Miembros de la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas (ICBL por sus siglas en inglés), ganadora del Premio Nobel de Paz, están visitando docenas de embajadas estadounidenses por todo el mundo este 1 de marzo para instar a EE.UU a que se unan al Tratado para la Prohibición de Minas sin mayor demora.

“Estamos contentos que EE.UU haya decidido revisar su política en la prohibición de minas antipersonal,” dijo Sylvie Brigot, directora ejecutiva de la ICBL. “Durante el proceso de revisar la política, es crucial que las personas que toman decisiones escuchen las voces de los sobrevivientes de minas y las comunidades afectadas.”

Estados Unidos no ha utilizado minas antipersonal desde el año 1991, ha tenido una prohibición en la exportación de minas desde 1992, y no ha producido desde 1997.

“El costo humano de las minas supera mucho más su utilidad militar. Una mayoría de países ha reconocido este hecho formalmente,” dijo Zach Hudson, coordinador de la Campaña Estadounidense Contra Minas. “El razonamiento de seguridad nacional ya no es justificable. Seguramente, si hemos podido defender nuestro país durante los últimos 19 años sin utilizar minas, hemos encontrado ya soluciones alternativas.”

Estados Unidos participó por primera vez en la Cumbre de Cartagena “Por un Mundo Libre de Minas Antipersonal”, el pasado diciembre de 2009. Además, es el donante individual más grande del mundo a la acción contra minas y en programas de asistencia a víctimas. Sin embargo, su compromiso financiero debería ser igualado por un compromiso político para acabar con la amenaza del uso de minas.

“Lo más destacado en la Cumbre de Cartagena fue la necesidad urgente para mayor asistencia a sobrevivientes de minas” explicó Firoz Ali Alizada, Oficial de Implementación del Tratado de la ICBL, y sobrevivien

te de minas. “Dada la magnitud de los retos venideros en la asistencia a víctimas, necesitamos que todos los países, incluyendo Estados Unidos, se comprometan formalmente con el Tratado para la Prohibición de Minas. Así, reforzarán la prohibición de esta arma como la única norma aceptable, y ayudarán a asegurar que los sobrevivientes de minas vean respetados sus derechos y que reciban asistencia completa.”

Adoptado en 1997, el Tratado para la Prohibición de Minas entró en vigor el 1 de marzo 1999, tan sólo 15 meses después de negociaciones – el período más corto para un tratado internacional moderno. El Tratado prohíbe de manera integral toda mina antipersonal, requiere la destrucción de minas almacenadas dentro de cuatro años, requiere la destrucción de minas ya sembradas dentro de 10 años y pide con insistencia programas extensos para ayudar a las víctimas de minas antipersonal.

Para más información y entrevistas:

Amélie Chayer, ICBL media@icbl.org

Tel: +33 (0)6 89 55 12 81

En Colombia:

Ángela Sanabria, CCCM info@colombiasinminas.org

(571) 2830108

Situación mundial:

  1. El 80% de los países del mundo (156 países) se han unido al Tratado para la Prohibición de Minas.
  2. Otros dos países han firmado, pero todavía no lo han ratificado.
  3. China, Rusia y Estados Unidos son algunos de los 37 países que todavía no se han unido. Sin embargo, todos esos países están de facto cumpliendo con la mayoría de los requisitos del Tratado.
  4. Cada miembro de la OTAN ha renunciado el uso de minas antipersonal, menos Estados Unidos, también como otros aliados clave, tales como Afganistán, Iraq, Australia y Japón.
  5. En el hemisferio occidental, sólo Estados Unidos y Cuba no se han unido al Tratado para la Prohibición de Minas.
  6. Unos 44 millones de minas almacenadas han sido destruidas desde que el Tratado para la Prohibición de Minas fue adoptado
  7. Sólo 13 de los más de 50 países que fabricaban minas a principios de los años noventa todavía son capaces de producir
  8. El comercio de minas antipersonal se ha acabado virtualmente
  9. Amplias áreas de terreno han sido despejadas y han vuelto al uso productivo.
  10. La contaminación de minas perdura en más de 70 países.

Situación en Colombia:

  1. Colombia es el segundo país del mundo, luego de Afganistán, en número de víctimas nuevas por minas antipersonal.
  2. 31 de de los 32 departamentos de Colombia tienen presencia de minas antipersonal
  3. Desde 1990 hasta el 2009 se registraron 8 191 víctimas oficiales
  4. El 9% de las víctimas son niños y jóvenes
  5. El 22% de las personas que pisaron una mina no sobrevivieron al accidente
  6. En Colombia las estadísticas de víctimas indirectas no existen.

Páginas de interés:

Campaña Internacional para la Prohibición de Minas: www.icbl.org

El Monitor de Minas y Municiones Cluster:  www.lm.icbl.org

Share on FacebookTweet about this on Twitter